Junio 22, 2018 4:02 am


E-mail: universidad@universidad.edu.co

Bogotá - Calle 73 Nro. 9 - 42 (Of. 301).

Telefono: 704 43 81 / Whatsapp: 3182529035

Información
  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

Ministerio de Educación Nacional no atiende sugerencias respetuosas

Por: LUIS FERNANDO PARAMO JIMENEZ

Se pretende cambiar el sistema de aseguramiento de la calidad de la educación superior en Colombia y el Ministerio de Educación Nacional aduce haber oído los reclamos de la comunidad académica nacional, pero se le olvida que en el Acuerdo por lo Superior se formuló la Agencia Nacional de Calidad ANC, es decir eliminar el CNA y CONACES, que han fracasado en todos los intentos por demostrar que con su accionar se ha avanzado en materia de calidad de la educación superior.

El problema de CNA radica en que nunca ha tenido expertos en definición y medición de la calidad, se ha limitado a considerar unas llamadas condiciones de calidad, en vez de definir factores determinantes con pesos relativos que puedan generar estándares mesurables y esta condición ha traído como consecuencia que todo su esfuerzo se convierta en un problema de opinión y no de medición.

El problema de CONACES es que copió del CNA el mismo error, en la teoría de que el CNA era como su progenitor. ¿Cuántos Consejeros o Comisionados han sido elegidos demostrando su idoneidad en el dominio de algún sistema de medición de la calidad?

¿Para que sirven los análisis multivariables? Pues para medir la correlación entre múltiples variables que influyan sobre un aspecto en particular, en el caso de la educación superior pues en la forma de prestar el servicio docente, en la calidad de los docentes, en los diseños curriculares de los programas, etc. Pero creer que la denominación de un programa sea un factor de calidad si es francamente una idiotez, puede ser un requisito bien intencionado, pero no más, igual que el hecho de que las instituciones de educación superior solo puedan constituirse como instituciones sin ánimo de lucro, lo cual tampoco garantiza la calidad de la educación superior.

Se vencen los plazos para presentarse a la convocatoria para elegir un nuevo consejero CNA y por ninguna parte se nota el requisito de que sea experto en algún sistema de medición o definición de la calidad de la educación superior, en cambio le piden haber sido catedrático de tiempo completo como mínimo por diez años o de medio tiempo por veinte años. Con ese argumento han eliminado a postulantes colombianos que son doctores en “Calidad y evaluación de programas e instituciones” de la Universidad Complutense de Madrid. Como responde el Ministerio de educación a esta situación, simplemente no haciendo nada, solo le interesa llenar la vacante de un órgano inoperante.

Ojalá el nuevo gobierno piense mejor las cosas y emprenda con el Ministerio de Educación una nueva vida para la educación superior, pues en los últimos cuatro gobiernos el aporte ha sido muy reducido. Ojalá que los electores puedan identificar al candidato que realmente esté empeñado en considerar que la calidad de la educación no es solo problema de presupuesto, también lo es de los organismos que la definen y tengan la obligación de generar estándares particulares y no bobadas generalizadas que no sirven para nada.

Cambiar de condiciones a rúbricas, en vez de proponer un organismo técnico y especializado en la calidad de la educación, es francamente incomprensible, y solo significa un cambio de nombre a las imprecisiones teóricas y metodológicas que se aplican en la actualidad.

Otra posibilidad podría ser que se acepten agencias privadas para efectos de la acreditación de programas e instituciones, ya que CNA y CONACES no son capaces de hacer lo que se debe.

Related posts