Desafíos en la educación superior para el próximo gobierno

Creado en Lunes, 22 Enero 2018

Graciela Amaya de Ochoa, exrectora, investigadora y analista de la educación superior, señala la importancia de recuperar el Acuerdo por lo Superior para los grandes cambios que en el sistema deberá hacer el próximo gobierno.

Nota preliminar necesaria: No hay que partir de cero. Entre el 2012 y 2014 se formuló una propuesta de política para la Educación Superior, ampliamente concertada que nunca se puso en marcha.

Una sinopsis de dicha propuesta:

 “EL ACUERDO POR LO SUPERIOR 2034”

Propuesta de Política Pública para la excelencia de la educación superior en Colombia en el escenario de la paz (producto del Gran Diálogo Nacional por la Educación Superior, iniciado en 2012, por el Ministerio de Educación, y luego por el Consejo Nacional de Educación Superior- CESU) concluyéndola en el 2014.

[integrantes del CESU:  68% instituciones de educación superior y comunidades académicas, 21.5% gobierno nacional: MEN, Colciencias y DNP, 11% sector productivo]

Para hacer un país para la paz, Colombia debe: • Aumentar su cobertura con inclusión • Mejorar radicalmente la calidad de sus instituciones y programas • Acercar la ciencia, tecnología e investigación al país • Pensar la educación desde las regiones • Acabar las distancias entre la media, la superior y la formación para el trabajo • Mejorar las condiciones de bienestar de profesores y estudiantes • Apropiarse definitivamente de las tecnologías • Avanzar en las tendencias internacionales • Diseñar un nuevo modelo de inspección y vigilancia • Asegurar la sostenibilidad financiera de las instituciones de educación superior (IES).

Los 10 grandes temas del ACUERDO POR LO SUPERIOR 2034 son: 1. Educación inclusiva: acceso, permanencia y graduación 2. Calidad y pertinencia 3. Investigación (ciencia, tecnología e innovación, incluida la innovación social) 4. Regionalización 5. Articulación de la educación superior con la educación media y la educación para el trabajo y el desarrollo humano: hacia un sistema de educación terciaria 6. Comunidad universitaria y bienestar 7. Nuevas modalidades educativas 8. Internacionalización 9. Estructura y gobernanza del sistema 10. Sostenibilidad financiera del sistema.

Nota sobre los desafíos que a continuación se exponen: Aquí recojo e integro los principales retos que en diferentes debates, estudios, documentos nacionales e internacionales y medios de comunicación se han planteado, con mayor fuerza y frecuencia, acerca de la educación superior en Colombia, por lo menos en los últimos 4 años:

“LA EDUCACIÓN SUPERIOR: UN FARO QUE ILUMINE DESDE EL CONOCIMIENTO Y LA INTELIGENCIA, EL DESARROLLO Y CRECIMIENTO DEL PAÍS, Y UN MOTOR QUE DINAMICE SU MARCHA DESDE LAS REGIONES”(una posible denominación)

Colombia requiere la adopción de políticas en Educación Superior o Educación terciaria que lleven a: 1) más alta cobertura con mayor inclusión, 2) mayor calidad, 3) más equidad y retención, 4) mayor pertinencia y correspondencia con las necesidades del país y sus regiones, con el mercado laboral y la economía, 5) afianzamiento de una cultura de la paz, de la democracia, de la ética profesional y de una cultura ciudadana con compromiso social.

Retos o Desafíos a enfrentar:

  • Formular y adoptar una Ley Estatutaria sobre Educación Superior que afirme la autonomía universitaria y delimite el papel que le corresponde al Estado en el ejercicio de la suprema inspección y vigilancia, así como los niveles de intervención de otros actores que inciden sobre la educación superior (Ministerios, Cortes, Superintendencias, Cajas de Compensación, Congreso, Alcaldías, entidades adscritas, Colciencias, asociaciones de IES y de facultades, colegios profesionales …)
  • Crear un Sistema de Educación Superior o Educación Terciaria que incluya: la tipología de las  IES (universidades, instituciones tecnológicas y  técnicas); los diferentes niveles de  educación formal (postgradual, universitaria, técnológica y técnica);  la estructura de la  educación no formal (Educación  para el Trabajo y el Desarrollo Humano(ETDH) con sus correspondientes niveles y articulaciones con la educación formal; el Marco Nacional de Cualificaciones (MNC) y de Acumulación y Transferencia de Créditos (SNATC); los organismos que tienen carácter decisorio, de asesoría y de planificación en la educación superior y, finalmente, un Sistema que incluya la articulación entre la educación media y la educación superior.    
  • Definir y adoptar el proyecto de Ciencia, Tecnología e Innovación (CT&) que el país necesita, así como las líneas estratégicas en las que la educación superior y el sector privado, en interacción con el Estado deben  incidir para mejorar la productividad, la competitividad, el medio ambiente y el bienestar social; incrementar el porcentaje del PIB para la investigación y el desarrollo científico; replantear el mecanismo de asignación de regalías, y  dar sostenibilidad financiera a Colciencias;  articular el Sistema de Ciencia y Tecnología con el de Educación Superior.
  • Establecer un nuevo Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior que articule actores, niveles, agencias e instancias que intervienen en el fomento y evaluación de la pertinencia y calidad de la educación superior; que cuente con  una dirección nacional única,  autónoma e  independiente(por ejemplo, una Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación), que  tenga en cuenta la  diversidad de las IES  y que fundamente su operación y decisiones en sólidos sistemas de información, de indicadores, de estándares y criterios que incentivan la excelencia y que aumentan la exigencia para la rendición de cuentas de las IES con base  en resultados.
  • Aprobar y adoptar una Ley de Inspección y Vigilancia que establezca criterios, indicadores y procedimientos para la apertura, suspensión y cierre de instituciones y programas, y que incluya la supervisión del cumplimiento de procedimientos administrativos y financieros por parte de las IES; definir una instancia nacional encargada de llevar acabo dichas funciones, por ejemplo, una Superintendencia de Educación.
  • Establecer y adoptar un sistema de financiación más equitativo, universal y sostenible para los usuarios de la educación superior y para las IES públicas y privadas; yreplantear el modelo de financiamiento de la universidad pública expuesto en la Ley 30 de 1992.

Como Estrategias y Proyectos podrían plantearse otras propuestas que también han sido de alta preocupación:

  • Mejoramiento de las condiciones de formación, actualización y laboral  de los docentes universitarios.
  • Fortalecimiento de las TIC´s y apoyo a procesos pedagógicos innovadores que posibiliten estrategias de enseñanza y aprendizaje exitosas.
  • Revisión de los criterios para el otorgamiento a los estudiantes de los créditos Icetex y de los subsidios a través del programa Ser Pilo Paga, de modo que contribuyan a ampliar la cobertura, disminuir la deserción, aumentar la retención y generar más equidad.
  • Incremento de las alianzas que permitan la racionalización del gasto en las IES y que fortalezcan la internacionalización de la educación superior.
  • Mejoramiento del liderazgo, de la capacidad de gestión y de concertación desde el MEN.