Martes Agosto 23 de 2016,
Inicio Noticias - Noticias Consejo de Estado ordena a la UPTC a becar un estudiante
Consejo de Estado ordena a la UPTC a becar un estudiante
Nov 25/12 Por ser cabeza de familia y haber obtenido el primer lugar en las pruebas del ICFES de su colegio y el puesto trece a nivel nacional, y luego que la Universdad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, en Tunja, le negara el beneficio, el Consejo de Estado le ordenó a a Universidad otorgárselo, para defender sus derechos a la igualdad y la educación.

En este caso se encontró que el estudiante tiene a su cargo a dos hermanos menores y es quien sostiene económicamente su casa, ya que su padre no convive con ellos y su madre registra una incapacitada para trabajar.

Pese a su situación económica pudo cursar el primer semestre de carrera y obtuvo las mejores calificaciones, sin embargo le fue imposible pagar la continuidad de sus estudios puesto que lo que ganaba como jornalero solo le alcanzaba para mantener a su familia.

El tribunal de lo contencioso administrativo, con ponencia del magistrado Gustavo Gómez, comprobó que el menor había solicitado su inclusión para ser beneficiario de una beca argumentando su condición económica y su rendimiento académico en el primer semestre.

Sin embargo no obtuvo una respuesta favorable por parte del centro educativo que argumentó no encontrar cumplidos todos los requisitos exigido para entregarle dicho reconocimiento.

Para el alto tribunal, el principio de igualdad no quiere decir que se otorgue a todos un trato idéntico, sino que se pueden adoptar decisiones en las que se privilegie a una persona “siempre y cuando se establezca una justificación constitucionalmente razonable y proporcionada que determine la diferenciación”.

La Sala señaló en la sentencia que “la omisión en que incurrió la UPTC al no adjudicar al estudiante de primer semestre de Derecho el beneficio de reconocimiento por extrema incapacidad económica, aún cuando tenía conocimiento de que superaba con creces los requisitos para ser exonerado del pago de su matrícula por tal concepto, no solo implicó la violación del derecho a la igualdad del menor, sino que además confluyó en la transgresión de su derecho fundamental a la educación”.

En la providencia se recordó que “el derecho a la educación debe entenderse como factor de desarrollo humano, su ejercicio es uno de los elementos indispensables para que el ser humano adquiera herramientas que le permitan en forma eficaz desempeñarse en el medio cultural que habita, recibir y racionalizar la información que existe a su alrededor y ampliar sus conocimientos a medida que se desarrolla como individuo; es por ello que la educación cumple una función social que hace que dicha garantía se considere como un derecho-deber”.

Por orden de la Sala, el joven debe ser incluido en el beneficio de beca para el primer semestre del 2013.