U. Nacional: Así se manejaron los intereses y poderes en la elección rectoral

Abril 2/18 Juan Paz es el seudónomino que por muchos años ha usado un periodista, radicado en Medellín, que presenta información política y confidencias de muchos hechos nacionales, en los que casi siempre tiene razón. En varios capítulos ha contado los pormenores de la elección de Dolly Montoya en la rectoría de la Universidad Nacional de Colombia, los manejos de poder detrás de la misma, la incidencia del exrector Moisés Wasserman y el papel del rector saliente Ignacio Mantilla.

Todo indica que Montoya terminó siendo la favorecida por Palacio de Nariño, por su hoja de vida, y porque evitaba la elección de Jorge Iván Bula, Jorge Hernán Cárdenas y Edna Bonilla Sebá.

Reproducimos textualmente los capítulos de esta historia, publicados en la web http://juanpaz.net/, durante varios días:

 

Moisés Wasserman e Ignacio Mantilla

 

1) Moisés Wasserman: Mejor columnista que político universitario (publicado el 20 de marzo):

El profesor Moisés Wassermann, huérfano de poder desde que dejó la rectoría de la Universidad Nacional hace seis años, ha sido un crítico en la sombra de su sucesor Ignacio Mantilla, quien, a su vez, deja su cargo el próximo primero de mayo, después de dos períodos rectorales.

El Reverbero de Juan Paz escuchó en el restaurante El Chalet Suizo del Park Way de la ciudad de Bogotá, que Wassermann no le perdona a Mantilla que se le haya atravesado en su deseo de que le sucediera Beatriz Sánchez, su vicerrectora general. Como una especie de “sacada de clavo” se hizo nombrar miembro del Consejo Superior para ponerle palos en la rueda a su sucesor en la dirección de la Universidad Nacional, pero los demás miembros del consejo lo neutralizaron.

Antes de la votación en la reelección de Mantilla, Wassermann llamó a los ex – rectores, sus electores, quienes le dieron la instrucción de que votara por la continuidad del rector en ejercicio, Ignacio Mantilla, pero no les hizo caso: Sacó su propio candidato, Oscar Almario, y se la jugó por él en la votación. Fue derrotado contundentemente por la corriente mantillista.

Sus colegas ex – rectores no le perdonaron la traición a la consulta que les hizo y le quitaron la confianza para que los representara en el seno del Consejo Superior, eligiendo al rector histórico José Félix Patiño.

Buscando mantener su vigencia en la comunidad académica, Wassermann juiciosamente se propuso escribir una columna periódica en el periódico El Tiempo, en la que ha sido crítico agudo del presidente Santos.

Convencido de que puede ser un influenciador en el nombramiento de rectores, el ex – rector y columnista les apostó a las dos principales universidades del país: La Universidad de Antioquia y la Universidad Nacional.

John Jairo Arboleda

2) Wasserman quiso imponer su candidato en la U. de A, pero lo derrotó John Jairo Arboleda (publicado el 20 de marzo)

Wasserman presidió, en Medellín, el lanzamiento de la candidatura a la rectoría de la Universidad de Antioquia del profesor Pablo Patiño, pero fue derrotado tajantemente por John Jairo Arboleda en el reciente mes de febrero.

Buscando la rectoría de la Universidad Nacional, el profesor Wassermann definió tres estrategias:

  • Primero, lanzó de nuevo su nombre como miembro del Consejo Superior en representación de los ex – rectores y éstos reeligieron a José Félix Patiño. (Perdió el primer round).
  • Segundo, lanzó a Oscar Almario como miembro del Consejo Superior en representación de los profesores, pero éstos eligieron a Beatriz Martínez. (Perdió el segundo round).
  • Tercero, lanzó a la profesora Edna Bonilla como candidata a reemplazar a Mantilla y va perdiendo el tercer round porque dicha aspirante quedó de cuarta entre cinco candidatos en una consulta hecha a la comunidad académica, previa la elección de rector el próximo viernes 23 de marzo. Este tercer round parece una telenovela de la televisión colombiana, que El Reverbero de Juan Paz quiere contarles a sus lectores:
  • Capítulo 1. Sorpresivamente Wassermann cambió su estrategia de criticar al gobierno de Santos, suavizando sus posiciones y alabando sus acciones. Esto se evidencia en las recientes columnas del periódico El Tiempo. Con esta estrategia está buscando el aval de la presidencia para su candidata.
  • Capítulo 2. Preparó sus baterías para atacar al supuesto candidato de Mantilla, el actual vicerrector académico de la Nacional, Juan Manuel Tejeiro. Como la candidatura de Tejeiro no cuajó entonces abortó esta estrategia.
  • Capítulo 3. Entonces enfiló sus baterías contra los dos candidatos más fuertes, según los sondeos en la ciudad universitaria: Jorge Hernán Cárdenas y Jorge Iván Bula. Este camino estratégico fue dirigido por su alfil, Carlos Patiño, reconocido profesor de línea uribista y el jefe de prensa de Wassermann en su rectoría.
  • Capítulo 4. La estrategia fue identificar a Cárdenas como candidato del gobierno y a Bula como la continuidad de Mantilla. Al interior de la comunidad universitaria se dice que Patiño es el J. J. Rendón del equipo Wassermann y su candidata Bonilla. El Reverbero de Juan Paz escuchó en el Chalet Suizo que hay ataques preparados para la última semana.

    Los analistas universitarios dicen que tal y como sucedió en la U. de A., el profesor Wasserman va a perder el pulso frente a la rectoría de la Universidad Nacional, y comentan que el ex – rector es mejor columnista que político. No dejan de reconocer que Moisés Wasserman es uno de los mejores columnistas de la prensa capitalina y le recomiendan que se dedique más bien a escribir sus estupendas columnas.

    También se escuchó en el Chalet Suizo que el Consejo Superior de la Universidad Nacional es el cuerpo directivo más serio e independiente de todas las universidades públicas del país y que no se deja manipular de ningún poder de la comunidad académica.

Fabián Sanabria

3) Los equipos de Wasserman y Sanabria tumbaron la rectoría de Bula con una campaña negra (publicado el 28 de marzo)

El presidente Santos se comió el cuento de Fabián Sanabria y la campaña de Edna Bonilla, “la candidata que dijo Wasserman”. Estas dos fuerzas se unieron para atacar a Bula, el más popular de los candidatos en la comunidad universitaria.

Fabián Sanabria es famoso por su manía de hacer ruido en estos procesos: Hace tres años, cuando también salió perdedor en la consulta, tildó de discapacitado a Pablo Orozco, miembro del Consejo Superior Universitario, y se burló de él, vergonzosamente, por su necesidad de usar un tanque de oxígeno para respirar. Después borró el twitter donde se burló de Orozco, pero no borró el hecho de la memoria universitaria.

 

 

4) Edna Bonilla picó en punta con una fuerza de infantería cercana al Palacio de Nariño

El Reverbero de Juan Paz escuchó, a la hora del café en la finca de la Sabana, el detalle de todo el lobby alrededor de Palacio que hizo el equipo de Edna Bonilla.

El lunes 19, Edna Bonilla, “la elegida por Wasserman”, sacó la infantería y enfiló baterías en cabeza de su esposo, Jorge Iván González, importante asesor de Petro; del exministro del interior Juan Fernando Cristo, cercano a Palacio; y con el guiño de Lucho Garzón, exministro de Santosy amigo del matrimonio González-Bonilla.

La infantería de Bonilla aprovechó la cercanía al Palacio de Nariño para desinflar a Jorge Bula y a Jorge Hernán Cárdenas:

Primero enfocó sus armas sobre Jorge Hernán Cárdenas, hermano del actual ministro de Hacienda: El centro de su argumentación fue que Jorge Hernán era un personaje externo a la universidad y que no tenía el suficiente conocimiento de sus complejidades internas. Además en este lobby se afirmó que Cárdenas no tenía doctorado, lo cual era un argumento que debería tenerse en cuenta en la decisión final.

Tumbado Jorge Hernán Cárdenas, la infantería de Edna Bonilla revivió el ruido en redes sociales que había generado la campaña negra sobre Jorge Bula de la cual ya habló El Reverbero de Juan Paz. Sólo quedaba tumbar a Bula para ganarse la aprobación del gobierno de Santos.

Lo anterior llevó a que Santos, víspera de Semana Santa, se lavara las manos como Poncio Pilatos:

El profesor de la Nacho, cercano a Palacio de Nariño, dijo que Santos preguntó:

  • “¿A quién queréis que deje con vida, a Bula o a Bonilla?”

El pueblo contestó en coro:

  • “A “Bonillás”, esto es a Bonilla.

Con la bendición de Pilatos, perdón, de Santos, el alborozo no se hizo esperar. Esa noche reventaron los grupos de Whatsapp que apoyaban a Bonilla: se preguntaban si la celebración iba a ser con Whisky sello azul o con champaña (francesa). La euforia iba creciendo y un mensaje en un chat sugería comprarle paté de atún al gato de Fabiáan Sanabria, que estaría invitado a la fiesta.

5) La campaña negra quedará como una mancha en la historia de la UN de Colombia (publicado el 28 de marzo)

Este Domingo de Ramos, en una finca de La Sabana de Bogotá varios profesores titulares de la Universidad Nacional comentaron los detalles de la campaña negra. En un almuerzo, cuyo menú fue ajiaco con jugo de curuba, al mejor estilo capitalino, El Reverbero de Juan Paz escuchó juiciosamente los detalles de la historia.

Los profesores titulares, de esos que no aspiran al poder rectoral porque están inmersos en sus institutos de investigación, comentaron que esta trama se cocinó en el Café Oma del León de Greiff, al frente de la emblemática “Plaza Che”.

La historia es esta:

Según la tradición universitaria, un grupo de estudiantes afines a la campaña de Bula instaló dos puestos con computadores portátiles para promover el voto de la consulta. Fabián Sanabria votó en una de esas mesas saludando con amabilidad a los estudiantes, validando de hecho el mecanismo. Otros candidatos hicieron estrategias similares en las diferentes sedes de la Universidad.

A mediodía los estudiantes de la campaña de Bula compraron sus almuerzos y los pusieron sobre las mesas. Un profesor afín a la campaña de Edna Bonilla tomó una foto que luego fue publicada con la acusación de que se estaban ofreciendo almuerzos a cambio de votos.

Quien conozca la dinámica de la Ciudad Universitaria, sabe que es imposible hacer un ejercicio como el descrito, porque los mismos estudiantes serían los primeros en denunciarlo.

Uno de los asistentes a la reunión del Domingo de Ramos, profesor investigador y categoría “A” de Colciencias, dijo mientras degustaba el postre, un platillo de cuajada con miel:

“Este es uno de los momentos más burdos dentro de la historia de las consultas a rector de la UN, mecanismo establecido bajo la rectoría de Antanas Mockus. Que dos candidatos se hayan prestado para un hecho tan vergonzoso, envía un mensaje desafortunado al país que afecta la imagen y el señorío de la UN”.

Y una profesora con más de veinte años en la universidad, asistente a le reunión, añadió:

“Lo más sorprendente es que Jorge Bula se preciaba de tener una vieja y cercana amistad de muchos años con Edna Bonilla y Fabián Sanabria”.

6) La línea dura del CSU impulsó a Dolly Montoya y le ganó al pulso a Edna Bonilla

En una segunda ronda de café, un profesor de la Universidad de los Andes, conocedor en detalle del proceso y cercano a los círculos gubernamentales, le contó a El Reverbero de Juan Paz los detalles de cómo Dolly Montoya ganó esta carrera tan intensa.

El martes 20 llegó al Palacio de Nariño la caballería que llevó a Dolly Montoya a la rectoría: Entró en acción Pablo Orozco, miembro del Consejo Superior Universitario, quien en esta campaña no había sido atacado por Sanabria. Fabián Sanabria había escogido para esta ocasión a Ramón Fayad, otro miembro del Consejo Superior, a quien intimidó como a un estudiante primíparo en un video que circuló por las redes sociales, de estar sesgado en la elección de rector.

Fuera del escenario Bula y Cárdenas, la disputa por la rectoría estaba entre dos mujeres: Dolly Montoya y Edna Bonilla.

Pablo Orozco, al mando de la caballería de Montoya, sacó un argumento contundente que la infantería de Bonilla no pudo rebatir: la hoja de vida de Dolly Montoya.

El Reverbero de Juan Paz escuchó cuando el profesor de los Andes contaba, mientras se tomaba un brandy en la finca de la Sabana, que Pablo Orozco, miembro de alto prestigio en el Consejo Superior, hizo el cabildeo con el Gobierno y con la mayoría de los miembros del Superior con un argumento contundente: “A Edna Bonilla le faltan veinte años de vida académica para equiparar a Dolly Montoya”.

La ministra de educación, Yaneth Giha, amiga de Dolly Montoya, recordó, en una de las reuniones dentro de este intenso cabildeo, que cuando ella entrevistó a Jorge Bula, como candidato, le preguntó que quién debería ser la persona elegida para la rectoría en la eventualidad de que él no fuera el escogido. La respuesta de Bula fue rigurosa: Dolly Montoya.

Otro profesor, conocedor de muchas historias acaecidas en la ciudad universitaria en los últimos treinta años, dijo que a Pablo Orozco no le fue difícil recomendar a Dolly Montoya, ya que en sus años mozos, cuando eran estudiantes, ambos fueron activistas de las juventudes troskistas y del Moir. Este profesor también comentó que el nombramiento del rector de la Universidad Nacional también pasa por los círculos de poder de la Universidad de los Andes.

7) Historia secreta de cómo llegó Dolly Montoya, primera rectora de la UN en 151 años (publicado el 28 de marzo)

El jueves 22 de marzo el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional eligió a Dolly Montoya como la primera mujer rectora de la institución en toda su historia. La profesora Montoya es una científica con alto nivel de reconocimiento y con una hoja de vida llena de galones.

Sin estar en el “lote de punta”, puesto que fue la última entre cinco candidatos que clasificaron en una consulta previa, Dolly Montoya emergió como la mejor opción una vez que el gobierno de Santos le quitó el apoyo a Jorge Iván Bula, quien había ocupado el primer lugar en la consulta.

8) En tres días la Universidad Nacional tuvo tres rectores

Un profesor de la Nacho, cercano a Palacio, y asistente a la reunión en la finca capitalina, contó otra parte de la historia de esta película de suspenso. Los hilos del poder cambiaron aceleradamente a partir de intensas reuniones en el Palacio de Nariño.

Jorge Bula se acostó el domingo 18 siendo el virtual rector, convencido de que sus declaraciones a los medios habían bajado la temperatura a una falsa denuncia, hecha por dos de sus amigos, porque había logrado el favor de la comunidad universitaria.

Pero todo cambió el lunes 19 cuando los amigos de Edna Bonilla, candidata de Moisés Wasserman, llegaron a Palacio con el propósito de desvalorizar a los dos candidatos que ganaron la consulta: Jorge Iván Bula y Jorge Hernán Cárdenas. Edna durmió el lunes 19 pensando en que vestido se pondría el día de la posesión.

Por su parte Dolly Montoya se fue a dormir como rectora el martes 20, después de una cena frugal con su exesposo y padrino político, el exrector de la Universidad Nacional Ricardo Mosquera.

Información de referencia: Por primera vez en su historia, la U. Nacional de Colombia elige en la rectoría a una mujer