U. de Caldas: El balance que deja en la rectoría Felipe César Londoño

Abril 1/18 En mayo próximo terminan los cuatro años de rectoría de Felipe César Londoño al frente de la U. de Caldas. No buscará la re-elección y regresará a la docencia. Londoño hace el balance de su gestión. De nueve inscritos, los siguientes cumplieron los requisitos para ser su reemplazo:

1) Gabriel Gallego Montes

2) Alejandro Ceballos Márquez

3) Oscar Danilo Mesa Patiño

4) Francisco Arturo Vallejo García

5) Andrés Felipe Betancourth López

6) Juan Carlos Gómez Montoya

 

Londoño hace un balance de su gestión

Es uno de los pocos rectores de universidades públicas que no busca su re-elección. Para el Diario El Tiempo hace un balance de su periodo 2.014-2.018:

Una de las promesas de campaña de Felipe César Londoño, siendo candidato a la rectoría de la Universidad de Caldas en 2014, fue que no aspiraría a la reelección. Y así será, el 21 de mayo de 2018 la institución tendrá un nuevo rector.

Londoño está convencido de que los gobiernos universitarios no son unipersonales y que corresponden más a una construcción colectiva. Además, quiere retomar las investigaciones que tiene pendientes y volver a tener contacto directo con los estudiantes en un salón.

¿Cuál era el panorama cuando usted llegó a la rectoría en 2014?

Asumo un reto grande de mantener a flote la institución a pesar de los problemas financieros. Ese es el tema central, de resto la universidad ha sido muy potente en temas de investigación, en temas de formación, temas de acreditación, y eso lo demuestra el hecho de que desde 2007 tengamos acreditación de alta calidad. 

Hemos aumentado el número de doctores, en 2014 teníamos 101, ahora tenemos 136 y tenemos 27 más en formación. Hemos aumentado la planta docente, había 388 y hemos hecho concursos docentes adicionales que nos han permitido llegar a 400. Hoy estamos abriendo un nuevo concurso. Igual ha pasado con los estudiantes, hoy tenemos 15.217 matriculados en los diferentes programas.

¿Cómo está la universidad luego de cuatro años de su gestión?

La universidad siempre ha tenido un faltante, sobre todo en funcionamiento, en gastos de personal. Cuando recibí en 2014 teníamos un faltante presupuestal de $14.000 millones, esto no ha ido en crecimiento, al contrario, lo hemos venido rebajando y ahora lo tenemos en $10.516 millones. 

¿Qué quedó faltando durante su gestión?

Creo que son muchas cosas faltantes. Sin duda alguna, van a ser muy importantes hacia el futuro.

El proyecto de La Dorada, por ejemplo, la sede de la universidad que sería la primera fuera de la ciudad y directamente ya en región. Ese es el gran reto. Nosotros, o esta administración, deja lo deja con un proyecto con estudios fase 3, prefinanciado, con un predio y unos convenios ya establecido. Está avanzado pero el reto grande es construirlo y ponerlo a funcionar.

¿Cuáles logros destaca de este periodo?

Deudas tan importantes que la universidad tenía en el tema de los escenarios deportivos, nosotros avanzamos mucho construyendo unas canchas, que se entregan ahora en mayo, con un gimnasio, que no alcanzamos a terminar pero se va a entregar con una segunda etapa. 

Entregamos una universidad muy posicionada en el ámbito ambiental. No es un tema que esta administración se haya inventado, viene de años anteriores, pero nosotros logramos posicionar a la Universidad de Caldas como la sexta universidad verde de Colombia.

¿Por qué los caldenses se deben sentir orgullosos de la universidad?

Si uno observa y mira el mapa de cada una de las facultades de la universidad con las acciones que llevan a cabo, y los aportes que cada una está haciendo para el mejoramiento de las comunidades, para el mejoramiento del territorio, el aporte a la planificación de cada uno de los municipios, el aporte a las gestiones políticas. Uno dice: lo que lo que hace la universidad de Caldas es muy importante para la región y para el país.