Camino a la CRES: El reto de articular la ciencia, la tecnología y la innovación con el desarrollo social

Feb 10/18 Esta es la tercera entrega de análisis sobre temas especiales para la Conferencia Regional de Educación Superior, en Córdoba, de expertos reunidos por la UDUAL.

El cubano Jorge Núñez Jover, profesor - U. de La Habana- y presidente de la Cátedra y Programa de Estudios Sociales de Ciencia y Tecnología, señala cómo la educación superior tiene un papel estratégico en el desarrollo sostenible y en el logro de los objetivos de la Agenda 2030, pero debe asegurar -como poco pasa hoy- que los ministerios de ciencia, educación y educación superior estén presentes en las arquitecturas nacionales interinstitucionales e intersectoriales de sus países.

En el documento preparatorio para la Conferencia Regional de Educación Superior, en Argentina, "Educación superior, ciencia, tecnología y agenda 2030" papel estratégico de la educación superior en el desarrollo sostenible, Núñez Jover reclama un mayor protagonismo de la universidad en América Latina y el Caribe, dado que en esta región las universidades concentran buena parte de las capacidades de investigación científica y tecnológica, a la vez que de talento humano, porque -dice- "la educación superior nos ayuda a combatir desigualdades, mejorar el medio ambiente y avanzar en la tarea de superar el subdesarrollo con el apoyo de conocimientos, ciencia, tecnología e innovación".

Reitera la directa relación entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incorporados a la Agenda 2030 y la el conocimiento, la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación, que podrán ser efectivos, entre otros aspectos, si se garantiza la construcción de capacidades a través de la educación de calidad.

Lamentablemente, advierte, "la ciencia, tecnología e innovación deberían ayudar a cerrar las brechas sociales, nunca a ampliarlas. Pero pareciera que el asunto se reduce a poner a funcionar la dotación científica y tecnológica existente y orientarla al desarrollo social. Poco se dice sobre la necesidad de promover senderos científicos y tecnológicos alternativos que según se discute en otro lugar de este documento pueden ser opciones adecuadas para un desarrollo sostenible e inclusivo".

De allí que el autor refiere como una posible alternativa para potenciar el protagonismo de la universidad en este tema la adopción de la Tecnología Social, que se apoya en las teorías contemporáneas que subrayan la naturaleza social de la tecnología e insisten en que tecnología es mucho más que ciencia aplicada y su desarrollo no es único e inexorable.

Clic para ver el informe completo