Protesta estudiantil en Uniandes, ¿síntoma de recesión en el sector?

Nov 23/17 Los valores de matrícula definidos para 2018 por parte de la Universidad de Los Andes, son los más altos de IES alguna en Colombia (pregrados de $16.345.000 semestre, y medicina por $23.254.000), llevaron a que estudiantes de esa Institución protestaran públicamente, por considerarlos excesivos.

La situación se une, entre otras, a las propuestas de estudiantes de las privadas Universidad Incca y Corporación Universitaria Rafael Núñez, que también rechazan los aumentos, y refleja la preocupación de rectores y directivos: El último año ha sido se ha sentido una disminución en la demanda estudiantil, y tendrán que darse recortes para 2018.

Aún sin cerrar 2017, Uniandes definió que la matrícula actual de $15.402.000 pasará a ser de $16.344.000; esto es, un incremento mayor al 6%.

Vale recordar que las IES pueden incrementar anualmente hasta el mismo valor del IPC del año inmediatamente anterior. A noviembre de 2017 el mismo ha sido del 3.5% y en los últimos 12 meses de 4.05%, con lo que la propuesta de Uniandes superaría esta cifra.

La cifra de 16 millones es para todos los programas de la IES (ingenierías y hasta filosofía o historia), menos medicina, que vale 23 millones.

Generalmente las IES se limitan a enviar un corto y sencillo documento al Ministerio de Educación en el que justifican el aumento por encima del IPC.... y no pasa nada.

El punto se agrava cuando se aplica el mismo aumento a matrículas muy diferentes, pues sobre una matrícula de 15 millones el aumento del 6% será de $900 mil, mientras que el mismo aumento para una matrícula de 3 millones será de $180 mil. Así, cada año la diferencia entre ambos rangos será mucho mayor.

La Universidad de Los Andes es la IES que más recursos ha recibido del programa Ser Pilo Paga, y en el lanzamiento de la cuarta convocatoria el presidente y la ministra de Educación anunciaron que las universidades privadas se comprometieron a que el valor anual de las matrículas para los estudiantes de ‘Ser Pilo Paga’ no crecerá por encima del Índice de Costos de la Educación Superior. Es decir, se debe suponer que este aumento no deberá cobijar a los estudiantes de Ser Pilo (cuyo costo lo asume el gobierno).

Es llamativo, igualmente, que los estudiantes de Los Andes que protestan digan que no están viendo debidamente invertidos los dineros que la Universidad recibe por sus matrículas.

Los manifestantes también piden a sus directivas estados financieros transparentes y claros; participación directa en la toma de decisiones y no solo informativa, y métodos de financiación para la gran clase media universitaria que se está viendo afectada en este momento por el aumento.

 

La respuesta de la Universidad

“La Universidad de los Andes informa que la metodología utilizada para determinar el valor de sus matrículas para el año 2018 no ha sufrido modificaciones durante la última década y es resultado de los análisis y modelos financieros de largo plazo propios de la institución. Esto significa un ajuste de dos puntos porcentuales por encima del valor del Índice de Precios al Consumidor (IPC) estimado para el cierre del año en curso y justificado por la misión institucional de proveer una oferta académica de excelencia.

Dada su naturaleza de entidad sin ánimo de lucro, la totalidad de los ingresos de la Universidad se destinan a los servicios de docencia, investigación y bienestar estudiantil. Dichos ingresos provienen de las matrículas, las donaciones para otorgar becas y los proyectos realizados en alianza con entidades nacionales e internacionales. Los recursos de la Universidad se administran bajo la premisa de formar egresados que con su talento contribuyan al desarrollo de nuestro país.

De acuerdo a las políticas y acuerdos institucionales, la Universidad cuenta con representantes estudiantiles en sus principales órganos de gobierno, incluyendo el Consejo Académico y el Consejo Superior. El Consejo Estudiantil de la Universidad de los Andes (CEU), es un órgano independiente que cuenta con sus propios estatutos y mecanismos de elección de sus representantes, a quienes la Universidad otorga plena vocería y amplios espacios de participación”.