¿Por qué bajaron de 538 a 244 las revistas científicas especializadas?

Sept 25/17 El cambio en el método para evaluar y reconocer las revistas científicas especializadas -Publindex- por parte de Colciencias se basó en el hecho de que muchas de las revistas que venían clasificadas no tenían ni una sola citación en más de cinco años, y más de la mitad solo tres en el mismo periodo.

El nuevo listado de IES que tienen revistas científicas, y en el cual quedaron por fuera 9 acreditadas institucionalmente, consiste en evaluar las revistas y sus artículos por la influencia que tienen en la comunidad científica, evidenciada en el número de citaciones.

En días pasados, el servicio permanente de indexación de revistas colombianas especializadas en ciencia y tecnología, Publindex, publicó los resultados de la convocatoria de 2016 para clasificar las revistas científicas del país. De las 627 inscritas, 244 quedaron clasificadas. Su evaluación se basó en una nueva metodología que prioriza el impacto de las publicaciones académicas en la comunidad científica con base en estándares internacionales. De esta manera, el país se moderniza y se pone a tono con los sistemas mundiales de clasificación de revistas académicas. 

El nuevo procedimiento también busca mejorar la calidad de las revistas científicas nacionales, un objetivo que no se estaba cumpliendo con el antiguo sistema de indexación, creado hace 20 años. Durante este tiempo las variables de calificación fomentaron un boom de revistas científicas, tanto que el país empezó a tener indicadores de crecimiento mayores a Brasil y México. En principio la noticia fue buena, pero Colciencias demostró, tras un análisis profundo, que si bien la producción de artículos científicos aumentó, sus pares académicos no los leían.

Por eso Colciencias decidió transformar Publindex, y en mayo de 2016 presentó su política para aumentar el impacto de las publicaciones científicas, que consiste en evaluar las revistas y sus artículos por la influencia que tienen en la comunidad científica, evidenciada en el número de citaciones. En un primer análisis Colciencias encontró que de las 542 revistas clasificadas, muchas no tenían ni una sola citación en más de cinco años, y más de la mitad solo tres en el mismo periodo.

“Cuando comenzamos este proceso, teníamos en el país 542 revistas clasificadas y para el momento que cerramos la convocatoria el número que querían ser evaluadas aumentó a 604. Pero este incremento no se reflejaba en el impacto, el modelo anterior nos llevó a ser uno de los países del mundo con menos miembros de la comunidad científica en promedio por revista. Es decir, muchas revistas con pocos investigadores para nutrirlas de contendidos y con artículos poco citados”, manifestó Alejandro Olaya, subdirector de Colciencias.

El nuevo sistema utiliza los índices bibliométricos, que permiten manejar, clasificar y analizar grandes cantidades de publicaciones científicas. Específicamente, Colciencias escogió el índice H, que mide la cantidad de citaciones de una publicación no solo en las bases de datos cerradas, sino en toda la web. Este método se utilizó para evaluar las 583 revistas que se presentaron con aval, de las cuales solo quedaron 244.

De las 244 revistas clasificadas, solo una quedó en la categoría más alta, la A1. En la A2 quedaron 14, en la B aparecieron 104, y en la C alcanzaron las 125. Ahora el reto está en fomentar que estas revistas avancen en su calificación. Para ello, Colciencias comenzará un nuevo programa personalizado para acompañar a cada una de estas publicaciones.

“Nuestra meta está en que en los siguientes cinco años podamos tener por lo menos unas 20 revistas en las categorías superiores. Para eso vamos a hacer algo que nunca habíamos hecho antes, lanzaremos el ‘Curriculo Publindex del editor’. Colciencias invertirá más de 1.000 millones de pesos para entrenar y acompañar individualmente a cada una de las revistas para que mejoren en los criterios que tengan alguna debilidad y avancen a las categorías superiores”, agregó Olaya.

La nueva metodología ha generado inquietud en algunos sectores de la academia colombiana, pero cabe recordar que los resultados finales de esta convocatoria resultaron de un proceso que duró más de un año y que fue socializado con los científicos, las universidades y las instituciones de investigación del país. También se incorporaron sugerencias y Colciencias acompañó el proceso para que la mayoría de las revistas quedaran clasificadas. Sin duda, todo cambio trae resistencias. Sin embargo, como señala Olaya, es más importante tener pocas revistas de alta calidad y reconocimiento científico que muchas guardadas en los anaqueles.

Ver listado de clasificación de IES según revistas reconocidas

Fuente: Revista Semana