En la U. Surcolombiana buscan que rector dure 5 y no 4 años

Sept 19/17 Una propuesta para extender el periodo del actual rector de la U. Surcolombiana comenzó a generar polémica.

La promueven algunos decanos y miembros del Superior, que buscan prorrogar un año más el actual periodo del médico y rector Pedro Reyes Gaspar (foto), que se vence en septiembre de 2018.

La iniciativa está soportada en los logros alcanzados en este periodo (ver informe de gestión) que quedarían truncados con el cambio. El funcionario negó que esté detrás de la iniciativa. “Hay algunas personas que lo han mencionado pero no es una decisión no oficial”, aseguró.

Aunque la propuesta se viene manejando de bajo perfil estuvo a punto de presentarse hace dos semanas durante la última reunión ordinaria del Consejo Superior. Sin embargo, quedó pendiente.

“El proyecto se iba a presentar en la pasada reunión ordinaria del Consejo Superior pero no se hizo. Es cierto que se viene ambientando pero hasta el momento no ha sido presentado al Consejo Superior que es el conducto regular y no hay ningun avance”, afirmó el académico Marco Fidel Rocha, delegado presidencial en el organismo directivo.

“Eso implicaría una reforma estatutaria que tendría que estudiarse en tres sesiones ordinarias del Consejo Superior. Si se presenta tendrá que estudiarse en tres debates que podrían extenderse por tres meses si no pasa nada extraordinario. Otra cosa es la conveniencia de esas iniciativas”, anotó Rocha, quien ostenta el honor de haber sido el primer rector de la Usco.

El académico sin embargo mantuvo prudencia frente a la propuesta de prorrogar el periodo.

“Sobre el tema no me quiero pronunciar pero lo que hay que ver es el futuro de la institución y las consecuencias que esto puede generar. Estando en el poder se pueden manejar muchos mecanismos ‘non sanctos’ para proceder”, afirmó sin dar más explicaciones.

Nuevo giro


El sorpresivo cambio en las reglas de juego supone desde luego una reforma estatutaria que no ha sido sometida a consulta de los propios estamentos, como debería ser, para asegurar la gobernabilidad y la estabilidad institucional, en esta nueva coyuntura.

“La idea inicial era promover la reelección pero finalmente se viene promoviendo la prórroga por un año más”, afirmó el docente Jaime Ramírez Plazas.

Antes de su elección, Reyes Gaspar se comprometió a revisar, entre otros aspectos el mecanismo de elección de rector, que ha generado en el pasado reciente, graves problemas de inestabilidad institucional. Lo que no estaba previsto era la reelección, como se estaba ambientando y menos, aumentar a cinco años del periodo, que de entrada implicaría la prolongación de su propio mandato.

Periodo fijo

Reyes Gaspar fue elegido el 11 de septiembre de 2014 en una reñida consulta estamentaria, interferida por varias acciones judiciales, como ha ocurrido en los últimos diez años.

Sin embargo, el galeno, alcanzó 2.550 votos (el 42,17% de la votación ponderada) por encima de los otros dos competidores: Hipólito Camacho obtuvo 2.325 votos (el 35,36%) y Jaime Polanía 1.229 votos (el 16,65%). El voto en blanco registró 5,8%.

Reyes Gaspar obtuvo el respaldo de 120 docentes de planta, 148 catedráticos, 1.643 estudiantes y 639 egresados que le aseguraron su mandato

Reyes Gaspar se posesionó el 19 de septiembre en Pitalito, su tierra natal en una sesión especial del Consejo Superior, generando un ambiente de relativa estabilidad institucional.

Desde ese momento asumió el compromiso para alcanzar la acreditación institucional de alta calidad, proceso que está a punto de lograrse. Esa ha sido una de sus banderas que se vienen esgrimiendo para mantener la continuidad.

Lo mismo ocurre con el nuevo campus universitario que se financiará con recursos de la estampilla, recientemente aprobada.

Reyes Gaspar, advirtió que el otro tema esencial es la implementación de la carrera administrativa, entre otras de sus conquistas.

Estas iniciativas a su juicio, han generado la propuesta. “Sin embargo, no la estoy promoviendo y estoy planillado para terminar mi periodo el próximo año”, anotó Reyes Gaspar.

No obstante, afirmó que otras dos universidades públicas del país optaron por ese camino, previa a la reforma estatutaria que es procedente.

Lo previsto

La selección de rector se hace hoy mediante una consulta estamentaria con candidatos escogidos por el Consejo Superior, previa inscripción y evaluación.

De los aspirantes inscritos, el Consejo Superior selecciona tres candidatos. Para hacer parte de la terna cada uno de los aspirantes deberá contar mínimo con seis votos. La terna se someterá a consulta estamentaria y el candidato que obtenga la mayor votación ponderada será designado rector.

En el caso de la Usco, la designación de rector, requisitos y calidades fueron establecidos inicialmente en el Acuerdo 106 de 1993, y modificados por los Acuerdos 075 de 1994 y, finalmente, por los Acuerdos 015 y 031 de 2004.

El Estatuto General contemplaba inicialmente un periodo de tres años con la posibilidad de ser reelegido, siempre y cuando el titular se retirara del cargo por lo menos con tres meses de anticipación a la fecha definida para la respectiva elección. En ese caso el Consejo Superior elegiría provisionalmente a uno de los decanos.

El mismo ‘articulito’ consignó una inhabilidad, según la cual no podrá ser rector quien haya ocupado cargos de dirección, administración y gobierno en la institución durante los tres meses anteriores.

Sin embargo, diez años después se extendió el periodo y se definieron las nuevas reglas de juego.

El artículo 27 del Estatuto General fue reformado mediante Acuerdo 015 de 2004  Ángela Liliana Melo Cortes, delegada del Ministerio de Educación, quien oficiaba como presidenta.

Ese mismo año, durante el mandato de Ricardo Mosquera Mesa, se expidió el Estatuto Electoral (Acuerdo 031 de 2004) consignando los alcances de la reforma.

La modificación estableció que el periodo será de cuatro años con la posibilidad de reelección no consecutiva por una sola vez.  El acuerdo incluyó un periodo transitorio que extendía el mandato de su titular.

La propuesta

La opción no es un ex abrupto y puede ventilarse, amparado en la autonomía universitaria que le garantiza sus propias reglas de juego.

En ejercicio de esa autonomía, las universidades tienen la libertad para determinar sus estatutos, definir su régimen interno, estatuir mecanismos referentes a la elección, designación y períodos de sus directivos y administradores, entre otros aspectos.

En estas condiciones, los aspirantes a la Rectoría deben cumplir con los requisitos establecidos en sus estatutos y reglamentos internos, en igualdad de condiciones en cuanto a la validez de los títulos que presenten para la respectiva inscripción o aspiración al cargo. Nada más.

Tomado de: Diario La Nación