Aún no están aprobados los recursos para la U. Nacional en La Paz, Cesar

Sept 15/17 Aunque el Ministerio de Hacienda comprometió 26 mil millones para garantizar el funcionamiento de la Universidad Nacional en el municipio de La Paz, Cesar (seis mil este año), lo cierto es que los restantes 20 mil millones dependen del "lobby" que hagan los congresistas de esa región para que el Congreso de la República apruebe la propuesta de Minhacienda de tomar recursos para pago de deuda y reinvertirlos para el funcionamiento de la nueva sede de la Nacional.

 

 

Hoy la obra está concentrada en dos ítems, el primero es la biblioteca que tiene un avance del 80 %, así como la zona de laboratorios. El ministro Cárdenas Santamaría vino a comprometer su palaba y la de los representantes del Cesar que integran la Comisión Económica, la cual tiene la tarea de aprobar, en primer debate, el presupuesto de 2018 para el país y es ahí donde la Universidad Nacional sede Caribe, cobraría vigencia.

 

“Quiero que este día pase a la historia con el grupo de amigos que hizo posible se creara la sede Caribe de la Universidad Nacional de Colombia. Aquí están tres miembros de la Comisión Económica, el senador Gnecco y los representantes Moreno y Quintero, ellos saben perfectamente que estuvimos trabajando y que el próximo lunes volvemos a hacerlo para el martes o miércoles aprobar, en primer debate, el Presupuesto General de la Nación para 2018. Estos días son cruciales. Naturalmente esto no es un trabajo exclusivamente de las comisiones económicas, también hay que buscar el respaldo en el Congreso como todo, así que cuando lleguemos a las plenarias será la oportunidad para que ‘Ape’ Cuello haga allá gala de su influencia para asegurar esto que vamos a iniciar en las comisiones económicas”, explicó el ministro de Hacienda.

 

Confirmó que hoy los recursos para poner en funcionamiento no están incluidos en el presupuesto nacional del próximo año, por eso, la tarea de José Alfredo Gnecco, Christian José Moreno y Eloy Quintero Romero, es conseguir apoyo de la bancada nacional para jalonar $20.000 millones e incluirlos en el presupuesto. Este hecho para Mauricio Cárdenas significa, como dijo el papa Francisco, “dar el primer paso”.

 

“En lo que vimos con los senadores y representantes no está en el presupuesto ese primer paso. Ellos lo saben, no está, porque el presupuesto de la Universidad Nacional es de lo que podíamos llamar la continuidad de lo que ella hace. Vinimos acá (La Paz) a comprometernos entre todos, que el próximo jueves, cuando se apruebe el presupuesto del 2018, estén los recursos del primer paso, que son $20.000 millones. Tendrán que ser los mismos resultados de la Universidad, el mismo impacto que tenga asegura si se da el segundo, tercer, cuarto y quinto paso”, dijo el director de la cartera de Hacienda.

 

Excluyó tajantemente a la politiquería y el populismo, conminando a pensar solamente en “las generaciones futuras, que aquí se puedan educar médicos, especializados en las ciencias de la salud, pero que este sea el semillero del talento y conocimiento para el Caribe colombiano”.

 

Pero una vez estén viabilizados los recursos y aprobados, la Universidad Nacional, que hoy tiene un 92 % de avance a pesar de que su construcción inició el 15 de julio de 2013 y el plazo de entrega era de 18 meses, deberá estar terminada debido a que el 24 de octubre el Consejo Superior Académico sesionará en la sede Caribe y ahí se pretende darle oficialmente su vida jurídica.

 

“Con estos refuerzos en el presupuesto, necesitamos que la infraestructura esté lista realmente el 31 diciembre próximo. Hay unos recursos apropiados para este año, que inicialmente se había pensado eran para la dotación, pero yo viendo las necesidades hoy estimo que se destinen al cerramiento, que son $6.000 millones asignados por la Universidad Nacional. Hay que terminar la obra porque una vez puestos los recursos en el presupuestos ya no hay excusas, tenemos que dar ese paso de iniciar los preuniversitarios en enero del próximo año”, recalcó Cárdenas Santamaría.

 

¿De dónde saldrán los recursos?

 

El primer paso al que se refiere el ministro de Hacienda consiste en lo siguiente: cuando se aprueben los recursos, la Universidad Nacional ubicada en La Paz no entrará de inmediato a ofertar su currículo educativo.

 

“Se acordó que lo primero será lo que podíamos llamar preuniversitario, la nivelación. Es decir, la preparación de los bachilleres que se gradúan en los colegios aquí en la región, incluyendo otros departamentos de la Costa, que se pueda llegar al punto que da la talla para el examen de admisión de la Universidad Nacional, que es exigente.

 

Ahí se hace la admisión y el segundo semestre del año entrante, se hace el primer semestre de las carreras; una gran alegría fue saber que las carreras estarán orientadas al comienzo a la ciencia de la salud, especialmente la medicina”, dijo Mauricio Cárdenas al referirse a una de las conclusiones de la reunión que sostuvo al semana anterior con el contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón y el gobernador Francisco Ovalle Angarita, entre otros.

 

Esos serían más o menos 1.000 estudiantes preparándose para obtener un cupo en el centro de pregrado público más prestigioso del país. “Tenemos una infraestructura extraordinaria, es un esfuerzo local y hay que reconocerlo, pero para que la Universidad Nacional quien aprovecha toda esta infraestructura, como dijo el Santo Padre (Francisco), hay que dar el primer paso. Existen grandes sueños, aspiraciones, ojalá lleguemos a 2.000 o 2.500 estudiantes. El primer paso trae el segundo y el tercero, es el que necesita más impulso”, sostuvo Cárdenas Santamaría.

 

A la pregunta sobre de dónde saldrán los recursos si no están incluidos, hasta hoy, en el presupuesto de 2018, el ministro de Hacienda respondió de la siguiente manera: “nosotros presentamos un proyecto de ley que dice la inversión en el país debe ser de tanto, el Congreso, con el Ministerio de Hacienda hacen ajustes, quitan aquí y ponen allí, eso es lo que se vota; si bien en el proyecto de ley original no estaba, lo que van a votar ellos el jueves se debe incluir la partida, ¿De dónde saldrán los recursos?, vamos a reducir unos recursos que se estaban destinando al servicio de la deuda, al pago de la deuda, que será un poco menor y ahora se los ponemos al sector de educación, universidad públicas, Universidad Nacional de Colombia, con destinación específica para la sede Caribe, es decir que no pueden utilizarlos para otras necesidades, que son muchas. Lo más importante es que se crea la partida, nunca ha existido, empieza a existir y esperamos sea a perpetuidad”, contestó Mauricio Cárdenas.

 

El gobernador Francisco Ovalle Angarita anunció además otra inversión para la sede Caribe, que está por el orden de los $5.000 millones, para terminar el proyecto antes del mes de noviembre.

 

“Tenemos el anuncio de garantizar los $20.000 millones para el próximo año y los $6.000 contemplados en el 2017, para que se inicie la ejecución en actividades como cerramiento, dotación, conectividad y laboratorio. Al finalizar 2018 estaríamos cerrando entre 900 y 1.200 estudiantes, para cerrar el 2019 con la totalidad que tiene hoy la Universidad, en 2.600 estudiantes. La voluntad y el compromiso se ha hecho para beneficio del Cesar, el Caribe y el país entero”, advirtió Ovalle Angarita.

 

Anualmente, cerca de 120.000 estudiantes buscan un cupo en esta alma máter y únicamente reciben 10.000. Eso significa que la Universidad Nacional tiene sobredemanda de ofertas. En la sede Caribe o La Paz aspiran albergar unos 2.300 estudiantes, y con la segunda etapa hecha, podrán completar la cifra de 5.500.

 

La primera fase de esta importante obra educativa comprende la construcción de 26 aulas, una cafetería y una biblioteca; además de zonas verdes, parqueaderos y área administrativa. El contrato está a cargo de la Unión Temporal Uninal Cesar, que tiene como representante legal a Javier Bernardo Varela De Ávila. La inversión supera los $42.000 millones y ahora se le adicionarán otros $5.000 millones, para una suma total de $47.000 millones, provenientes de los recursos entregados al departamento producto de las regalías.

 

Para el funcionamiento de la Nacional se necesitan más o menos $20.000 millones, con el fin de garantizar recursos para contratación de profesores y la adecuación de la sede que se construye en el municipio de La Paz, Cesar.

 

Y para terminar la sede se necesita una segunda y tercera fase, que tiene valor por cerca de $150.000 millones, proyectada a recibir 5.200 estudiantes.

Fuente: Diario El Pilón