El 2% de los recursos del Estado para la educación superior pública va a 49 IES oficiales

Agosto 28/17 El 98% restante es para las 32 universidades públicas, según Carlos Mario Toro Orozco, vicerrector administrativo del Inst. Tecnol. Metropolitano, de Medellín, en la Cámara de Representantes, al analizar el proyecto de ley sobre el sistema de financiación contingente.

Denunció que la situación de las ITTU públicas les impide acceder a la acreditación de programas e institucional, por falta de recursos de funcionamiento; además de no poder acceder a recursos de fomento, registrándose una drástica reducción de la matrícula y disminución de oportunidades en regiones apartadas, llevando a la desaparición de fuentes de financiación propias y al marchitamiento de las ITTU públicas.

Toro, que también habló en nombre de la Red de IES Técnicas Profesionales, Tecnológicas y Universitarias Públicas, TTU, también muestra, con cifras, cómo estas IES, pese a ser oficiales y prestar cobertura en todo el país, cada día reciben menos beneficios con respecto a las universidades.

Las 288 IES se distribuyen en 35 técnicas profesionales, 51 tecnológicas, 120 instituciones universitarias/escuelas tecnológicas y 82 universidades
 
De estas 288 IES 49 son instituciones de educación superior oficiales: 28 Instituciones Universitarias, 12 Instituciones Tecnológicas y 9 Instituciones Técnicas Profesionales que sumadas a las 32 Universidades oficiales alcanzan un total de 81 instituciones de educación superior pública.

Los aportes de la nación:

Los recursos de funcionamiento , según los artículos 85 y 86 de la Ley 30 de 1992, representan un 98% para las universidades y un 2% para las ITTU.

De los recursos de inversión, según el artículo 87 de la Ley 30 de 1992, todos se van exclusivamente para universidades.

Los recursos por concepto de descuento por votaciones (Ley 403 de 1997) son exclusivamente para universidades.

Los recursos para el fortalecimiento de bases presupuestales son exclusivamente para universidades.

Según la denuncia de Toro, "los ingresos operacionales por transferencias oficiales en un número importante de ITTU públicas, son inferiores a los ingresos percibidos por matrículas y otros servicios, desequilibrio que se ve reflejado en unos mayores valores de las matrículas en comparación con universidades públicas".
 
Los aportes de los entes territoriales:

Representan, según Toro, un ingreso marginal para las ITTU.

Recursos de fomento:

Los recursos de fomento (vía demanda y vía oferta) se han concentrado fundamentalmente en las IES acreditadas, dejando de lado al grueso de las IES que aún en condiciones de inferioridad económica luchan por conquistar la acreditación.

Las donaciones son un ingreso marginal para las ITTU.

Recursos propios: por concepto de matriculas, otros ingresos por actividades de investigación, educación continuada, asesorías y consultorías.

Recursos de estampillas: Ley 1697 de 2013 son exclusivamente para universidades.

Los recursos CREE: art 20 de la Ley 1607 de 2012, señalan el 75% para las universidades, y el 25% para ITTU.

Los recursos de regalías son un ingreso marginal para las ITTU.
 
Además, la actual situación de financiación de las ITTU públicas implica la imposibilidad de acceder a la acreditación de programas y a la acreditación institucional por falta de recursos de funcionamiento; implica también no poder acceder a recursos de fomento vía subsidio a la demanda (Pilo Paga y líneas ICETEX); en consecuencia se registra una drástica reducción de la matrícula y disminución de oportunidades en regiones apartadas, lo que conduce inevitablemente a la desaparición de fuentes de financiación propias y al marchitamiento de las ITTU públicas.
 
Recomendaciones de la Red TTU
 
• Gestión del Ministerio de Educación Nacional ante el Ministerio de Hacienda, con carácter de urgencia, de recursos de funcionamiento

• Reintegro o compensación de los aportes efectuados por concepto del 10% de descuentos electorales
 
• Incorporación de las ITTU públicas en nuevas alternativas de financiación para el conjunto del sistema de educación superior

• Desarrollo de una norma de carácter nacional que regule el pago de docentes de las ITTU públicas

• Distribución de recursos (ej. CREE y Reforma Tributaria) de acuerdo al reconocimiento de las ITTU públicas y la complejidad de los territorios que impactan

• Diseño e implementación de un sistema de acreditación para la formación técnica profesional y tecnológica que reconozca su valor en la sociedad

• Aprobación proyecto de ley 111/17 sobre Autonomía Universitaria

• Fortalecimiento del Fondo de Desarrollo de la Educación Superior (FODESEP), entidad vinculada al Ministerio de Educación Nacional especializada en apoyar a las Instituciones de Educación Superior como componente del Sistema de Financiamiento de la Educación Superior vía oferta.

La presentación de Toro concluye con la siguiente sentencia: Esta descripción sobre la realidad del desfinanciamiento de las instituciones técnicas profesionales, tecnológicas y universitarias públicas, pretende llamar la atención de los Honorables Representantes de la Comisión Tercera sobre la inconveniencia de tramitar para su aprobación el capítulo IV del Proyecto de Ley 262/17 “Contribución para la prevención de la deserción en educación superior-COPES” artículos 23 al 30, por considerarlos lesivos a los intereses de las IES y cuyo efecto será profundizar la crisis financiera por la que hoy atraviesan al imponerles una nueva y gravosa contribución a sus ya diezmadas fuentes de ingreso operacionales.