Unimagdalena deberá repetir elección de rector Pablo Vera

Julio 28/17 Por errores procedimentales en la elección de Pablo Vera Salazar (foto)como rector, en septiembre de 2016, el Tribunal Contencioso Administrativo del Magdalena, con salvamento del voto de la magistrada María Victoria Quiñónez, al Consejo Superior escoger nuevamente rector 2016 – 2020.

Vera tendría que enfrentar una nueva votación contra el entonces aspirante, y demandante Pedro Eslava. Se presume su confirmación.

Con ocasión a la designación del rector de la Universidad del Magdalena el 28 de septiembre de 2016, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Magdalena, en decisión dividida profirió fallo de instancia el pasado 30 de junio en el que ordenó la realización de una nueva citación para llevar a cabo la sesión en la que el Consejo Superior de la Alma Máter habrá de escoger nuevamente al rector para el periodo constitucional 2016 – 2020.

Cabe recordar que la elección de rector efectuada el pasado 28 de septiembre designo de manera unánime como rector de la Universidad del Magdalena a Pablo Hernán Vera Salazar con seis votos en su favor, mientras que su contendor  Pedro Eslava no obtuvo ninguno.

Ese día tres consejeros no asistieron a la convocatoria pues viajaron a Bogotá, al considerar que la sesión del máximo órgano de dirección universitaria debía cumplirse en el Ministerio de Educación.

La escogencia del rector ahora deberá hacerse de la lista definitiva de candidatos que se encontraba configurada al momento en que se efectuó la designación demandada. Los argumentos del Tribunal se sustentan en el hecho de que la diligencia de la recusación presentada de forma extemporánea por parte del señor José Henry Escobar Acosta propuesta en contra de los miembros del Consejo Superior de la Universidad no se le dio el trámite adecuado, muy a pesar de que contó con la presencia de la Procuraduría General de la Nación.

Sin embargo en salvamento de voto de la honorable magistrada María Victoria Quiñonez Triana  señala que el trámite impartido a la recusación propuesta se ajustó a la decisión adoptada por los miembros del Consejo Superior el 26 de septiembre de 2016 de no aceptar más recusaciones, lo que a su juicio constituye una clara manifestación de respeto hacia el acto propio revestido de toda presunción de legalidad por cuanto eran evidentes las intenciones de “sabotaje” contra el normal desarrollo del procedimiento eleccionario.

En el mismo sentido indica el salvamento del voto, que el trámite impartido a la recusación presentada no contradice el ordenamiento jurídico para disponer la nulidad del acto de elección, puesto que las causales alegadas no son precisas, ni exhaustivas,  y que la administración no podría dar trámite a cualquier escrito presentado, pues ella, en virtud de principio de eficacia tiene la potestad de buscar que los procedimientos logren su finalidad, removiendo de oficio los obstáculos puramente formales, concluyendo finalmente que no se presentaron durante el trámite de la recusación irregularidades que pudieran dar lugar a la declaratoria del acto demandado, lo que a su juicio no se logró desvirtuar la presunción de legalidad.

El fallo resalta la legalidad del proceso de consulta desestimando la presión del demandante Pedro Eslava de declarar la nulidad de la consulta. Teniendo en cuenta lo anterior corresponderá entonces al actual Consejo Superior universitario convocar, una vez quede en firme el fallo, a una sesión especial para repetir la designación del rector de la Alma Mater, mientras tanto el actual rector Pablo Vera Salazar seguirá en ejercicio de su cargo.

Tomado de El Informador y El Heraldo