En Uniatlántico estarían buscando la salida de profesores titulares por conceptuar negativamente un proyecto académico

Julio 10/17 La denuncia es del profesor Julio Armando Morales Guerrero, profesor titular de filosofía, tiempo completo de la Universidad del Atlántico, quien afronta -desde la administración de la rectora ( e ), Rafaela Vos Obeso, denuncias laborales por supuesto maltrato a una profesora y por no asistir a ciertas reuniones, aunque -según él-, todo se originó porque emitió un concepto negativo sobre un proyecto de maestría en filosofía y aunque se me negó seguir conociéndolo y acepté marginarme del mismo, se siguió haciéndome aparecer como su autor para aprovechar mi título de doctorado”.

Una situación similar también enfrenta la profesora y PhD, Claudia Barrera Castañeda, quien habría sido presionada laboralmente por parte del decano de la facultad de Ciencias Humanas, Fidel Llinás Zurita.

“La entonces rectora era conocedora de la situación y actuó en mi contra porque, ahora me vine a enterar, había dado un contrato de profesora ocasional a su amiga Dayana de La Rosa que no había podido ingresar por concurso y el decano de Ciencias humanas le asignó ocuparse del proyecto de maestría, sin importarle la ignorancia del asunto”, dice Morales, quien interpuso queda por presunta suplantación de funciones y calumnia de Dayana de La Rosa.

Morales y Castañeda rechazan, entre otros aspectos, que profesores sin experiencia ni formación doctoral sean asignados a un proyecto de esta índole, desconociendo sus estudios.

“Si el programa de Maestría en Filosofía se aprueba y realiza en los términos del documento que me fue dado a conocer y que pedí reformar, entonces se causaría un doble perjuicio: de una parte, al buen nombre de nuestra facultad, porque dicho programa sería testimonio de que ejercemos un oficio que desconocemos; y, de otra parte, para el público, porque se le vende un producto de mala calidad”, advirtió Morales a la rectora Obeso desde noviembre de 2015, y en un caso que se remonta a la época del también rector encargado Rafael Castillo Pacheco.

“No es comprensible -señalaba Morales en otra comunicación- que siendo yo el único profesor del programa de filosofía que Colciencias incluye en su lista de investigadores colombianos y habiendo recibido mención honorífica por mi tesis doctoral en la Universidad de Antioquia, se me impida conocer y orientar el diseño de esta maestría”.

Aún no se da solución a la situación. Morales, quien por estos hechos no recibe el sueldo que corresponde a su categoría como titular desde hace 10 meses, ha evitado ser suspendido, el Consejo Superior no se ha pronunciado y se espera que el caso tenga nuevos desarrollos con la llegada de Carlos Prasca a la Rectoría. A la oficina de Control Interno han llegado cartas de respaldo de estudiantes de la Universidad al profesor Morales.