El SENA cumple 60 años

Junio 28/17 Aunque algunos académicos no consideran al Sena como una IES, y otros consideran que representa una competencia inequitativa (por su presupuesto) frente a IES técnicas profesionales y tecnológicas privadas y hasta públicas, lo cierto es que el SENA es, guardadas proporciones, la más grande institucion educativa del país.

En entrevista con El Tiempo, su directora María Andrea Nieto, cuenta cómo están formando guerrilleros, cómo han logrado que el 68 % de aprendices egresados consigan un empleo de calidad y la apuesta por un currículo transversal a todas las formaciones, con enfoque en el ser humano.

María Andrea Nieto dice que la mayoría de los guerrilleros de ese grupo que se encuentran en 26 zonas en el país, ya están estudiando.

“Hemos llegado a las 26 zonas veredales y hemos podido entrar a los campamentos con 3 áreas fundamentales de conocimiento que son Tecnologías para la paz, Gastronomía básica y Agroecología de alta precisión”, aseguró.

La entidad tiene 117 centros de formación desde el Amazonas hasta Providencia y Santa Catalina; así mismo, hay regionales en Vichada, La Guajira y los llanos orientales.

Actualmente, hay enseñanza virtual con más de 4 millones de estudiantes.

La siguiente es la entrevista con El Tiempo:

¿Por qué el Sena es una de las instituciones más queridas por los colombianos?

Las encuestas demuestran que además de ser la entidad más querida, también es por la que más orgullo sienten los colombianos. Hace más o menos dos años estuve en el Vaupés; visitamos una comunidad que recibe el programa ‘Sena emprende rural’. Nos llevaron a la maloca, porque era una comunidad indígena. Cuando salió el jefe, me saludó y me señaló el techo, donde había una bandera con el logo antiguo del Sena. Cuando me tradujeron, él quería decir que el Sena estaba en ese lugar desde hace mucho tiempo. Ahí uno comprende que estamos del lado de los colombianos y que les hemos cumplido. Es la entidad en la que pueden confiar, porque cuando el Sena promete algo, lo cumple.

¿Cómo es la experiencia con exguerrilleros de las Farc?

Esta experiencia ha sido de corazón abierto y de cumplir con el país. Desde hace dos años y medio, el Sena inició la ruta de preparación para llegar a los lugares a donde iban a estar los diversos frentes. ¿Qué hemos hecho? Tres formaciones básicas, cada una de 40 horas: tecnologías para la paz; también, un curso de gastronomía básica; y la tercera, capacitación, que es todo lo que tiene que ver con agroecología y agricultura de alta precisión. Veo caras ilusionadas, con ganas de aprender.

¿Cómo encontró la institución?

Hay un reto muy importante, y es lograr que al final de cuatrienio tres de cada cuatro aprendices –es decir, el 75 por ciento de los egresados– logren conseguir un empleo decente. La buena noticia es que la semana pasada logramos llegar al 68 por ciento de los aprendices egresados que consiguen un empleo de calidad. El segundo reto es lograr que cada vez más aprendices tengan contrato de aprendizaje: por cada 20 empleados debe haber un aprendiz. Este año hemos logrado 407.000 contratos de aprendizaje, y eso es importante porque cuando un aprendiz logra un contrato de aprendizaje, tiene 57 por ciento más de opciones de conseguir un trabajo apenas se gradúa.

¿Y sus principales metas?

Una es lograr que 317.000 colombianos consigan un empleo a través de la Agencia Pública del Sena. Otra, tener una cátedra sobre habilidades blandas. El Sena es experto en la técnica y la tecnología, pero tenía un faltante muy importante y del cual se quejan los empresarios mucho; tiene que ver con las competencias blandas.

¿Cómo van a formar en competencias blandas?

Vamos a implementar un diseño curricular transversal a todas las formaciones, en donde nos vamos a ocupar del ser humano. Que se puedan comportar loable y amorosamente en la sociedad, con herramientas emocionales que les permitan tener equilibrio. Además, vamos a dejar una cátedra virtual para que cualquier colombiano pueda acceder a esa información. Esto está relacionado con la pertinencia.

Precisamente, esa es una queja de los empresarios...

Sí. Cuando finalice el cuatrienio, espero entregar una entidad más pertinente, es decir, conectada con las necesidades del sector económico y, de la mano de eso, espero dejar una ruta muy clara sobre una compensación que empezamos y estamos continuando, porque el gran debate es si (debe haber) más técnicos o más profesionales en la economía del país.

¿Qué sueña para el Sena en los próximos 60 años?

Con que los empresarios entiendan y comprendan, y que haya más compromiso en la formación de los aprendices. Y de los aprendices, un mayor sentido de pertenencia ¿Cómo? Cumpliendo con las horas de trabajo, entregando la mejor capacidad humana y no dejando tiradas oportunidades que se abren.