Politécnico Jaime Isaza deberá descongelar y subir matrícula para aliviar crisis financiera

Mayo 9/17 Aunque la matrícula del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, en Medellín, vienen pagando lo mismo desde 8 años, su matrícula supera el valor promedio de la Universidad de Antioquia, y aunque la Institución ha logrado tener normalidad académica en los últimos meses, los esfuerzos para bajar el déficit no han logrado el pleno resultado esperado. 

Por eso, el Consejo Directivo, en reunión extraordinaria, seguramente votará a favor de subir el 20% la matrícula, para aplicarse el aumento en un periodo de 3 a 4 años siguientes, a fin de cubrir el déficit de 8.313 millones.

Para el año 2009, durante la gobernación de Luis Alfredo Ramos, se propuso congelar la matrícula y subsidiar el 20 % del costo durante dos años. Esta figura se mantuvo durante diferentes gobiernos y vigencias.

A través de recursos extraordinarios o con aumentos de la base presupuestal, se trató de aliviar el problema que generaba una matrícula congelada, la cual, en los últimos ocho años dejó de recaudar más de 32.000 millones de pesos debido a esta situación.

“A final de cada año la Gobernación giraba unos recursos extraordinarios, tipo compensación, para que el Politécnico cerrara el año sin crisis económica. Si bien eso ayudó a que la institución no colapsara, también nos volvió dependientes de la Administración Departamental”, explicó John Fernando Escobar, rector del Politécnico Colombiano, Jaime Isaza Cadavid.

El directivo sostiene que cuando él y su equipo asumieron la Rectoría del Politécnico en el año 2015, había un déficit de 19.863 millones de pesos, el cual, según Escobar, se controló gastando menos y ganando más.

“Logramos incrementar las entradas del Politécnico, fortalecimos la admisión de estudiantes y los proyectos de extensión; también nos ‘apretamos el cinturón’ disminuyendo los créditos de tesorería, cancelamos las vacaciones colectivas, bajamos la contratación de servicios técnicos, entre otras acciones. Es así como, a principios de este año, cuantificamos un déficit de 8.313 millones de pesos”, enfatizó Escobar.

Aquí es donde se genera la necesidad de descongelar los precios de las matrículas y de realizar un aumento gradual, debido a que los procesos de calidad y acreditación institucional exigen contratar más personal y fortalecer más la investigación y los intercambios académicos, dijo.

¿Cómo sería el aumento?

“Le estamos haciendo el llamado a los estudiantes para que hagan un esfuerzo con las matrículas, el cual será del 20 %, pero de manera gradual, para los próximos tres años: 6,7 % de aumento el primero, 6,7 % el segundo y 6,6 % el tercer año. Ese fue el primer escenario que establecimos y bajo esa regla estaríamos corrigiendo la situación económica del Politécnico hacia el futuro, a partir del 2018. El incremento para los estudiantes nuevos sería lo que marque el IPC (inflación) del año inmediatamente anterior”, indicó el rector del Politécnico.

Aunque también hay otras dos propuestas que se le presentaron al consejo directivo: la primera, realizar el aumento durante cuatro años, entre el 2018 y el 2021, aumentando la matrícula en un 5 % cada año. Para los estudiantes nuevos sería la mitad del IPC.

La segunda, es no aumentar la matrícula, pero se aclaró que el Politécnico sufriría cada año un incremento de 2.000 millones de pesos en el déficit.

De aprobarse el plan de hacer el aumento del 20 % en cuatro años (5 % cada año), el valor promedio del alza sería un equivalente a 38.000 pesos semestrales.

Rechazo de los estudiantes

Tres estudiantes del Politécnico y líderes del movimiento estudiantil, Sindy Naranjo, Jessica Colorado y Yaneth Fernández, explicaron a que las propuestas de la Rectoría se discutieron en la asamblea general y que esta determinó rechazar cualquier tipo de incremento en el precio de las matrículas.

“Esta suba es gradual, pero acumulativa. El que hoy paga 650.000 pesos, en unos años va a pagar más de un millón. Esto significa que, tarde o temprano, la institución va a terminar privatizada, y esta es una universidad del pueblo y para el pueblo”, dice una de las estudiantes.

Las líderes dicen que la responsabilidad del déficit presupuestal la comparten la Asamblea de Antioquia y de la Gobernación, porque aprobaron en el 2009 el descuento del 20 %, sin garantizar la continuidad de esta medida.

Es probable que los estudiantes protesten hoy en los alrededores del Politécnico.

Sobre el Politécnico

El Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid tiene 139 docentes de planta y 28 ocasionales contratados. El objetivo del plantel es contratar otros nueve docentes ocasionales para apoyar los procesos de acreditación institucional.

En el semestre escolar 2017-1 se matricularon 14.793 estudiantes en el Politécnico; más de la mitad son de estratos 1 y 2.

La Gobernación de Antioquia aporta 35.000 millones de pesos anuales, de los 60.000 millones de pesos que necesita la universidad para operar 36 programas técnicos, tecnológicos y profesionales.

Tiene 167 docentes para 36 programas

 

Tomado de El Colombiano