Mínimas esperanzas de que Uniatlántico avance en elección de rector

Mayo 9/17 Hoy deberá reunirse el Consejo Superior de la Universidad del Atlántico para solucionar la recusación contra César Lorduy, vocero de los gremios, pero éste pedirá que sea rechazada la petición del aspirante a rector, Rafael Castillo, de ser declarado impedido para votar. Gobernador Verano dice que habrá avances, pero cree que aún no una decisión.

Podrían surgir nuevas recusaciones y, otra vez, no habrá rector en propiedad.

La sesión del Consejo Superior de la Universidad del Atlántico, que se llevará a cabo a partir de las 8:00 de la mañana de hoy en las instalaciones de la Gobernación, atrae la expectativa de si concluirá o no el proceso de elección del nuevo rector en propiedad, que lleva cerca de cuatro años en discusión.

En este nuevo encuentro César Lorduy, representante de los gremios en el cuerpo colegiado, expondrá su respuesta a la recusación presentada el jueves 4 de mayo, en la que se solicitó que este fuera impedido para participar en la escogencia.

La figura administrativa fue puesta sobre la mesa el jueves por Germán Urrego, representante del Ministerio de Educación, luego de que el pasado 25 de abril Raimundo Marenco, abogado del ex rector Rafael Castillo (uno de los postulados al cargo), hiciera la petición ante el Ministerio.

De acuerdo con lo anterior, hoy los integrantes del Consejo Superior deberán determinar si Lorduy está habilitado para participar en la votación y, de esta manera, continuar el proceso.

Respuesta

Ante la recusación contra el representante del sector productivo en el Consejo Superior, este pide en su respuesta que el escrito no sea aceptado.

Entre los argumentos planteados por Lorduy está que el Consejo Superior no debe darle proceso a un recusación cuando esta es “para ejercer la facultad de libre nombramiento y remoción”, dicho en el inciso 2° del artículo 2° de la Ley 1437 de 2011 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

Es decir que esta medida no aplica para proceso que tiene que ver con la elección de un rector, el cual es asignado y removido por el mismo Consejo Superior.

De ser impedido para ejercer su voto, el también abogado propone que los demás consejeros, principalmente los que tienen candidato, sean impedidos por tener una relación directa con estos.

“No existe potencial beneficio que se pudiera desprender a favor mío por el acto de elección del rector de la Universidad del Atlántico, ni tampoco ningún beneficio en caso que no lo fuera, ya que formalmente y de ninguna otra forma, no tengo candidato para ser rector de esta institución”, explica Lorduy en su respuesta a la recusación.

Pide, además, que sean revisadas las recusaciones presentadas en 2015 que no fueron aceptadas. 

Nuevas recusaciones

La posibilidad de que al final de la jornada de hoy haya una respuesta sobre quién es el nuevo rector parece volver a alejarse. “Van a seguir sin ninguna duda las dificultades; esperamos ver cómo podemos avanzar porque hay unas recusaciones por resolver”, dijo ayer el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano.

Por otra parte, una fuente cercana al proceso manifestó que probablemente vuelvan a acudir a esta figura administrativa para dilatar la escogencia, una secuencia en la que volvería a caer el Consejo Superior.

Tales como las recusaciones mencionadas por Lorduy en su respuesta; entre ellas las del 9 de julio de 2015, cuando fueron presentadas tres recusaciones entre miembros del cuerpo colegiado.

En el encuentro siguiente, celebrado el 14 de agosto de 2015, fueron presentadas otras recusaciones que no fueron aceptadas.

De este modo, Leyton Barrios, representante de los egresados, coincide con Lorduy en que el espacio para presentar las recusaciones resulta improcedente cuando se va a elegir una persona en un cargo.

Añadió que a “este tipo de sabotaje” no debe dársele traslado ni trámite por parte del Consejo Superior. Por su parte, el gobernador Verano dijo que el proceso avanzará, pero no prometió conclusiones.

Participación del Comité Electoral

Previo al encuentro del Consejo Superior de la Uniatlántico fue convocado el Comité Electoral, a eso de las 7:00 de la mañana, para que establezca el cronograma electoral para la votación. 

No obstante, esta programación puede estar sujeta a los cambios que surjan en la sesión del Consejo. Aunque puede que sea el mismo Comité Electoral el que quede a cargo de la elección del nuevo rector.

Así lo dejó evidenciado el gobernador Verano cuando explicó que “siendo que el Comité Electoral depende del propio Consejo Superior, de una u otra manera tendríamos toda la capacidad para hacer los procesos de convocatoria, fijación de fecha y reposición de miembros en caso de que fuera necesario”.

Fuente: El Heraldo