Se avecina un problema: El dinero que deben pagar los pilos que están desertando

Abril 27/17 Ni el Icetex ni el Ministerio de Educación Nacional han dicho de cuánto ha sido la deserción en el programa Ser Pilo Paga. Se escudan en que los estudiantes tienen hasta un año para retomar sus estudios antes de declarar la deserción y que por lo mismo aún no hay cifras consolidadas.  

Pero en historias de corredor ya se conocen casos de Pilos que no han resultado tan pilos, que no se lograron adaptar, que han tenido problemas de disciplina, que han abandonado y que incluso han sido retirados de algunas IES... y a quienes la beca se les convertirá en crédito y deberán comenzar a pagarlo, sin tener con qué. 

Según el rector de la Universidad de Los Andes, Pablo Navas, IES que tiene actualmente 1.729 "pilos", "los estudiantes de Ser Pilo Paga se están comportando de forma equivalente a los otros estudiantes de la universidad. Su promedio y su tasa de deserción son similares" (Entrevista a Semana Educación).

Por solo citar el caso de Uniandes (auncuando es una situación que se replica en las demás IES), si lo que dice el rector se lleva a la práctica, a la vuelta de unos semestres, de esos 1.729 Pilos que hoy existen, se estarían graduando cerca de mil. Es decir, cerca de 700 jóvenes Pilos, de escasos recursos, deberían entrar a pagar al Estado entre 15 y 200 millones de pesos, más intereses, por no hacer uso definitivo ni graduarse del programa elegido en desarrollo de Ser Pilo Paga, independientemente de los motivos que le hayan llevado a no terminar sus estudios.

Es probable que si los afectados se organizan y "hacen bulla", se presione por el perdón del crédito; de lo contrario, surgirán las acusaciones al Estado pro "indolente".

Es un problema que aún se está a tiempo de corregir, en momentos en que el Ministerio de Educación se va a reunir, por petición del presidente Santos, con los rectores de algunas IES acreditadas para ver qué ajustes se hacen al programa con miras a convertirlo en política pública.

Esto es lo que dice la reglamentación actual del programa:

¿El beneficiario del Programa puede perder el crédito condonable? (publicado en la página web de Ser Pilo Paga):
 
El Programa Ser Pilo Paga cubre la totalidad del valor de matrícula del programa de elección del beneficiario en una de las Instituciones Acreditadas en Alta Calidad del país. En este sentido, dicho crédito no se suspende en tanto el beneficiario curse sus estudios, no realice más de dos aplazamientos y no realice más de un cambio de programa curricular en los primeros dos semestres.
 
Sin embargo, si el beneficiario pierde la calidad de estudiante en la Institución de Educación Superior de acuerdo con los reglamentos internos y no es admitido en otra Institución o ya no puede solicitar esta admisión por haber agotado el recurso de cambio de Institución por única vez, incurrirá en las causales de suspensión definitiva de los desembolsos contemplados en el Reglamento Operativo, a saber:
 
1. Finalización de los periodos para los cuales se concedió el crédito condonable.
2. Abandono injustificado del programa de estudios.
3. Adulteración de documentos o la presentación de información falsa.
4. No tramitar la renovación del crédito.
5. Suspender el crédito condonable por más de dos periodos académicos consecutivos.
6. Suspensión definitiva de los estudios.
7. Expresa voluntad del beneficiario.
8. Incumplimiento por parte del beneficiario de cualquiera de las obligaciones, según lo establecido en el reglamento operativo de la versión a la que pertenezca.
9. Muerte o invalidez física o mental total y permanente que impida la realización de los estudios por parte del beneficiario.
 
Seguidamente el beneficiario asumirá los efectos de la suspensión declarados mediante acta de la Junta Administradora del Fondo de Administración “Ser Pilo Paga” y salvo el numeral 1, tendrá como consecuencia la exigibilidad inmediata de la obligación.