Universitarios no pueden ser apartados por falta de pago: Corte Constitucional

Abril 6/17 Un llamado de atención hizo la Corte Constitucional a las IES para que de ahora en adelante eviten retirar de las instituciones a quienes por motivos de fuerza mayor no logren cumplir con sus responsabilidades financieras. 

Así se señaló tras fallar una tutela a favor de una estudiante de medicina de la Universidad de la Sabana, quien había sido retirado por incumplimiento en el pago del crédito. En casos en los que las dificultades económicas les impidan a los padres cumplir con sus obligaciones a pesar de su voluntad, no se justifica de ninguna manera apartar a los universitarios de las aulas de clase, sugiere la Corte.

Indicó la Corporación Judicial con ponencia de la magistrada Gloria Ortiz, que “la educación es un servicio público que debe cumplir, al menos, con las garantías de asequibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad”. Por ello advirtió que resulta inadmisible “apartar de las actividades académicas a un estudiante porque tiene deudas pendientes con el centro”.

Afirmó que en diversas ocasiones la Corte ha manifestado que “el derecho a la educación prevalece sobre cualquier controversia derivada del cumplimiento de obligaciones pecuniarias con la institución universitaria”.

Cuestionó la Corte que la universidad no tuviera en cuenta las razones que llevaron a la tutelante a que incurriera en mora: “la prolongada incapacidad de su padre causada por una afección en su salud, la terminación del contrato de trabajo de su madre, quien se desempeñaba como docente, y el pago de la matrícula de su hermano, quien ingresó a la carrera de ingeniería industrial en la Universidad Sergio Arboleda en ese periodo”.

"Son hechos suficientes para evidenciar que la actora y su familia se encontraban ante circunstancias que justificaron la imposibilidad de cumplir con las obligaciones financieras con recursos propios”, explicó la magistrada.

Lo que dice Unisabana

Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de La Sabana, señaló: “Hay que decir que nosotros acatamos respetuosamente el fallo y la estudiante, que había sido separada, ya está reincorporada y estudia semestre 12 de medicina”, señaló.

Velásquez sostuvo que “nosotros tenemos el 48% de los estudiantes en el estrato 1, 2 o 3. Damos más de 12 mil millones de pesos en becas, esto sin contar con los beneficios del Icetex. En el caso de esta estudiante se dieron muchos procesos de financiación y en vista de que no se dio el pago la universidad tomó esa decisión, pero somos respetuosos del fallo”.
 
Asimismo, explicó que esta decisión podría tener algunas implicaciones a futuro porque es “preocupante que se malinterprete por parte de los estudiante que no se deben pagar las deudas”.
 
Comentó que la Corte en ningún momento dice que los estudiantes no tengan que cumplir sus obligaciones con la matrícula y la universidad, más bien habla de acuerdos de pagos, “como evidentemente se hace”.

Esta no es la primera vez que la Corte Constitucional se pronuncia al respecto, de hecho este tipo de casos tienen varios antecedentes en el país.

En el 2005, por ejemplo, el Tribunal se pronunció sobre un caso en el que una universidad no permitió que un estudiante se graduara como profesional pues no se encontraba a paz y salvo.

El Tribunal concluyó que la medida adoptada por el centro educativo dirigida a defender sus intereses económicos resultaba “demasiado gravosa y desproporcionada”, pues comportaba la violación del derecho a la educación del demandante.

Clic para ver el fallo de tutela de la Corte Constitucional

Adaptación de medios varios