Centros e institutos de investigación que no sean de IES podrán competir por recursos de Colciencias

Marzo 10/17 Bajo el título "Les salió competencia a las universidades", el El Espectador muestra en qué consiste la reforma impulsada por Colciencias para que a partir de ahora los centros de desarrollo tecnológico, los institutos públicos de investigación, centros como Parque Explora y unidades de innovación de empresas podrán acreditarse y competir por recursos.

Los que ahora quienes quieran participar del sistema se pueden presentar en cualquier momento sin tener que esperar a que se abran convocatorias. 

Ayer fue el primer día de trabajo al frente de Colciencias para el ingeniero aeroespacial César Ocampo, y su llegada coincidió con la presentación de una nueva política que la institución venía cocinando de tiempo atrás: abrir la puerta y reconocer nuevos actores de ciencia y tecnología en Colombia.

Tradicionalmente, en el país la investigación científica y el desarrollo tecnológico han estado concentrados en las universidades. Entre el 85 y el 90 % del presupuesto de Colciencias se canaliza hacia instituciones de educación superior. Los grupos de investigación reconocidos por Colciencias han sido los directos beneficiados con ese dinero. Un 60 % de los 4.800 grupos que se han reportado ante la institución entre 2012 y 2015 han recibido algún instrumento de apoyo (proyecto, becarios, jóvenes investigadores, entre otros).

Con la nueva política, la institución busca reconocer actores que no tenían la oportunidad de competir por esos recursos y beneficios por trabajar bajo esquemas no convencionales.

“Estábamos invisibilizando algunos actores del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación”, explicó Alejandro Olaya, subdirector general de Colciencias. “Por ejemplo, muchos centros de desarrollo tecnológico tenían que disfrazarse de centros de investigación cuando querían concursar en convocatorias. Esto creaba un problema de identidad y mucha frustración”.

Además de los 44 centros de investigación y los 24 centros de desarrollo tecnológico que ya existen en el país, serán reconocidos oficialmente por Colciencias algunos de los casi 70 institutos de investigación públicos, como el Instituto Humboldt y el Centro Dermatológico Federico Lleras, además de centros de innovación y productividad, que podrían ser entre 30 y 40, las unidades de innovación de las empresas, que sobrepasan las 200, y centros de ciencia como Parque Explora o similares.

“El objetivo es promover el ordenamiento del sistema mediante el estímulo de la especialización y la excelencia”, apuntó Olaya. Para esto se creó una única ventanilla electrónica en la que todos los aspirantes podrán registrarse y presentar los requisitos. La ventanilla funcionará de manera permanente sin fecha de corte para evitar la congestión del último día y el colapso del sistema electrónico.

Siguiendo el modelo de la acreditación institucional del Ministerio de Educación, quienes busquen el reconocimiento de Colciencias tendrán que llevar a cabo una autoevaluación que luego será revisada por pares académicos de alto nivel que darán o negarán el aval. El tiempo de acreditación será flexible, teniendo en cuenta los distintos grados de maduración de estos actores. Podrán ser reconocidos por uno, tres o cinco años, y por esa vía acceder a convocatorias, beneficios tributarios, acceso al sistema general de regalías y mayor visibilidad.

Olaya aceptó que esta nueva política significa más competencia por los mismos recursos para las universidades, pero cree que es necesario para vincular a personas y grupos que también hacen investigación y desarrollos de calidad.