Humo blanco para elección, finalmente, de rector en propiedad de Uniatlántico

Marzo 8/17 Parece que la Universidad finalmente podrá, tras casi cuatro años, tener un rector en propiedad. El Consejo Superior tiene luz verde para retomar el proceso y buscar el reemplazo de la actual rectora (e), Rafaela Vos Obeso, luego que el Consejo de Estado diera a a conocer el fallo en el que deja sin piso una medida cautelar en contra del proceso para la elección de un rector en propiedad.

A juicio del magistrado Carlos Enrique Moreno Rubio, del Consejo de Estado, quien destrabó la elección, en fallo del pasado 2 de marzo, la universidad, en ejercicio de su autonomía, es libre de definir qué representados del Consejo Superior llegan allí por elección democráctica o no. 

Esta disposición del alto tribunal pone fin a las pretensiones del profesor Juan Barrios Villarreal y la estudiante Loly Luz de la Asunción, quienes demandaron el proceso en julio de 2015. Ellos pedían que se declararara la nulidad parcial un artículo (literal h) del Estatuto General de la Universidad del Atlántico que faculta a los miembros del Consejo Superior a presentar un candidato al cargo de rector. 

El magistrado Ángel Hernández Cano fue el encargado de emitir el fallo que congeló en su momento la elección de un rector.

El Consejo Superior designa o remueve de su cargo al Rector con el voto favorable de por los menos cinco de sus miembros con derecho a votación. Los candidatos que presenten los representantes de los estudiantes y de los profesores en el Consejo Superior, serán escogidos mediante el sistema de consultas internas independientes, una para cada estamento, las cuales serán reglamentadas por el Consejo Superior”, se lee en el Estatuto de la UA. 

El Consejo de Estado, sin embargo, concluyó que “existe el derecho a la participación de la comunidad universitaria para la elección de todas  o algunas de sus directivas, bien sea directamente, o a través de sus representantes ante los órganos de dirección, o por parte de uno sólo o algunos de sus estamentos”. 

Según el magistrado, quiere esto decir que si el Consejo Superior de una universidad, por ejemplo, dentro de su propia autonomía, considera que todas las directivas se elijan por el voto directo de todos los integrantes de la universidad, es decir, siguiendo el principio de una persona un voto, “tal procedimiento resulta perfectamente válido constitucionalmente”.
Pero, afirma, también es “válido que el Consejo Superior determine que todas o algunas de las directivas se elijan a través de sus representantes ante el Consejo Superior o Académico u otro órgano de dirección”. 

El fallo del Consejo de Estado es el resultado de la apelación presentada en su momento por la Universidad del Atlántico a través del abogado César Lorduy, en representación de los gremios económicos, y de Leyton Barrios, en representación de los egresados de la institución.

La baraja de aspirantes al momento en que se suspendió el proceso, en 2015, la integraban Rafael Castillo Pacheco, Carlos Prasca Muñoz y Salim Mattar Velilla. El primero de los mencionados salió ganador de una consulta hecha entre estudiantes y profesores para postularse y asumir en propiedad la rectoría de la Universidad, pero en ese momento se presentó la demanda de Villarreal y De la Asunción. 

Está por conocerse si ellos retomarán sus aspiraciones.

Ver el fallo completo

Adaptación de medios varios