Modelos de educación terciaria en América Latina aún están crudos

Febrero 17/17 Esta es una de las conclusiones de la publicación "Panorama de la educación técnica profesional en América Latina y el Caribe", de María Paola Sevilla B., consultora de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en un trabajo apoyado por el Gobierno de Noruega, y al que puede acceder desde este Observatorio.

La investigación, recién publicada, describe los alcances de la educación técnica y de cómo se ha dimensionado y articulado la misma con la educación superior, en muy diversos grados, en la región, hallándose que el reconocimiento de estudios entre uno y otro nivel aún no es una práctica común.

A juicio de la autora "la Educación Técnica Profesional terciaria que, con algunas excepciones, aún en proceso de consolidarse en los países como una oferta educativa con institucionalidad propia y que, además, contempla grados comparables a los entregados por las universidades (licenciatura y maestría). Sin embargo, el dinamismo y expansión de este sector es notorio, particularmente en países con altas tasas de graduación de la secundaria".

Así mismo, adviere que "la transición a este modelo desde un esquema segmentado es compleja, ya que exige un cambio de lógica en distintos ámbitos: curricular, infraestructura, formación docente y también cultural, en tanto debe superarse el estigma que generalmente esta educación tiene en los países".

Clic para acceder a la publicación (98 páginas)