Programas de ingeniería de sistemas también rechazan desarrollo del SNET

Febrero 14/17 Así lo expresa la Red de Programas de Ingeniería de Sistemas y Afines – REDIS-, que reúne 115 programas en el país, que reclama un mayor análisis de la propuesta del SNET, el respeto a la autonomía universitaria, una mayor articulación entre los actores del sistema y pide no olivar la formación integral por encima de las necesidades del sector productivo.

También advierte la falta de rigurosidad y claridad conceptual en el anuncio de la implementación del SNET y la falta de desarrollo en aspectos como el mecanismo de transferencia de créditos, el sistema de calidad y el marco de cualificaciones.

 

El siguiente es el comunicado:

La Red de Programas de Ingeniería de Sistemas y Afines – REDIS- es una red académica que durante más de quince (15) años ha venido trabajando en forma comprometida y solidaria por el desarrollo pertinente y con calidad de los programas académicos de las IES que la conforman, las cuales hoy son ciento quince (115) a nivel nacional. Uno de los elementos centrales del ejercicio de REDIS durante el año 2016 ha sido el análisis del documento Lineamientos de Política Pública del Sistema Nacional de Educación Terciaria – SNET: CAMINO PARA LA INCLUSIÓN, LA EQUIDAD Y EL RECONOCIMIENTO, con el propósito de fortalecer el debate en relación con la política púbica que el Ministerio de Educación Nacional ha venido presentando en diferentes espacios académicos y a través de los cuales intenta una visión polisémica frente a una propuesta que -por su naturaleza administrativa, educativa y socioeconómica- toca todas las esferas de la realidad académica y pedagógica de las Instituciones de Educación Superior. 

La propuesta de construir colectiva y multisectorialmente el Sistema Nacional de Educación Terciaria – SNET (Viceministerio de Educación Superior. Dirección de Fomento de la Educación Superior. DOCUMENTO DE LINEAMIENTOS DE POLÍTICA PÚBLICA. [VERSIÓN PRELIMINAR]. SISTEMA NACIONAL DE EDUCACIÓN TERCIARIA (SNET): CAMINO PARA LA INCLUSIÓN, LA EQUIDAD Y EL RECONOCIMIENTO. Mayo 2016) en Colombia se interpreta como un proyecto ambicioso, en lo incluyente, que quiere implementar el Estado; esto en razón de las fronteras internas y externas que toca y afecta directa e indirectamente en cada uno de los sistemas y subsistemas que la componen. Como académicos, es claro el compromiso ético y humanístico que se tiene en relación con las implicaciones que dicha propuesta tiene en el ideario cultural y paradigmático de la formación técnica, tecnológica y universitaria de los ciudadanos colombianos. En tal sentido, hemos generado y participado en múltiples escenarios de reflexión, a saber:

- Participación en las convocatorias del MEN para socializar documentos sobre el SNET - Participación en las convocatorias de organismos aliados del MEN para analizar propuestas específicas del Marco Nacional de Cualificaciones -MNC.

- Invitación a funcionarios del MEN a socializar aspectos del SNET y el MNC en reuniones plenarias de Nodos REDIS y al VII Encuentro Nacional de REDIS en noviembre de 2016.

- Reflexiones sobre alcances e impactos del SNET y el MNC en los programas de formación en el área de las TIC, durante varias sesiones del Comité Universidad Empresa Estado y Sociedad de REDIS (Nodo Bogotá), el cual se desarrolla en alianza con MINTIC

Por tanto, y con la certeza de que como comunidad académica se ha abordado con rigurosidad el estudio, el análisis y el debate sobre la documentación socializada por el MEN, es del interés de REDIS aportar algunos elementos para enriquecer el sano debate sobre la política pública más importante para la educación en el presente siglo. Destacamos que se hace énfasis, de manera reiterativa en “…la vinculación de los actores que componen y que interactúan con la estructura educativa…” (pág. 5), hecho a través del cual nos permitiría el abordaje de la propuesta bajo una mirada objetiva, crítica y directa frente a cada uno de los aspectos que plantea el documento. Es decir, no es posible considerar de manera peyorativa o pasar por alto lo que el SNET en esencia está planteando y las repercusiones que dicha implementación generará, en la inmediatez, al interior de los programas académicos de las Facultades y Escuelas de Ingeniería, y a mediano y a largo plazo en el resto de los programas de las Ciencias Exactas, Humanas y Sociales. Entendiéndose el SNET como el Sistema Nacional de Educación Terciaria que tiene como objetivo “…potenciar el desarrollo humano para mejorar las condiciones de vida de la población a través del acceso a una educación pertinente y de calidad que forme ciudadanos de bien, que se ajuste a las necesidades regionales y favorezca la equidad, paz, justicia e inclusión social” (pág. 18), se tomaron los aspectos a estudiar que el documento preliminar esgrime y clasifica como fronteras internas y externas para la implementación del SNET. En consecuencia, consideramos que:

1. Es necesario fortalecer y afianzar el criterio de discusión regional y nacional del SNET a partir de las fronteras internas y externas planteadas por la política, con respeto por los aportes generados en las comunidades.

2. La dignificación social y económica de la educación técnica y tecnológica inicia con la calidad de la misma, pero también tiene elementos culturales e imaginarios sociales que deben transformarse para asegurar el logro de uno de los componentes del objetivo central del SNET.

3. El diálogo debe ser en condiciones apropiadas, respetando la autonomía universitaria, en lo referente al marco teleológico de cada institución, la interpretación de las necesidades y oportunidades del contexto y el diseño curricular de sus propuestas formativas.

4. Es evidente la desconexión entre la educación básica y la formación para el trabajo. La implementación del SNET supone cambios estructurales en las formas educativas que hacen parte de la ley 115 de 1994 y que impactan y condicionan el marco aplicativo del SNET.

5. Las necesidades del sector productivo son relevantes para la economía nacional y para nuestra sociedad; no obstante, también lo es la formación integral del ser humano, qué, como profesional, debe asumir responsabilidades éticas con la sociedad.

6. Para la clasificación del talento humano se observan dificultades entre las IES y el sector empresarial, pues uno de los retos es la intervención del sector productivo en los procesos formativos de los futuros profesionales. No se desconoce el aporte y la dinámica de la economía, sin embargo, la Nación y las instituciones se comprometen con un proyecto, una propuesta de ser humano, que es transversal a su identidad y se plasma en perfiles profesionales y laborales.

7. Aún se carece de claridad sobre las estrategias del SNET y su implementación. Se ha trabajado sobre aspectos operativos del MNC en el sector TIC, pero no se ha abordado la implementación de: i) Sistema Nacional de Acumulación y Transferencia de Créditos (SNATC); ii) Sistema Nacional de Calidad de la Educación Terciaria (SISNACET); iii) Sistema de Información de Cualificaciones.

8. El anuncio de la implementación del SNET a partir del año 2017, sin rigurosidad o claridad conceptual, generan gran incertidumbre en las comunidades académicas. Las reuniones convocadas el presente año por el MEN, MINTRABAJO y SENA para socializar un inédito Decreto Ley vía ´Fast track´, que permita implementar el SNET, han generado más confusiones y escepticismo que certezas, lo cual no aporta a la construcción colectiva. 

Finalmente, la discusión sobre la propuesta del SNET requiere más diálogo, promoción y divulgación que incorpore las necesidades de la economía del mercado global a la realidad y misión de las instituciones educativas en su derecho y deber de materializar en sus estudiantes/ciudadanos la impronta de un proyecto de país y nación diferenciador y cualificado en la lógica de las economías mundiales, regionales y locales, pero también en lógicas de inteligencia humana.

Suscriben,


Claudio Camilo González Clavijo - Presidente Nodo Bogotá-Cundinamarca

Fabián Castillo Peña - Presidente Nodo Suroccidente

Jairo Enrique Serrano Castañeda - Presidente Nodo Caribe

Ramiro Antonio Giraldo Escobar - Presidente Nodo Antioquia

Carlos Augusto Meneses - Presidente Nodo Eje Cafetero

Wilson Briceño - Presidente Nodo Nororiente