Viceministra de Educación Superior da un giro radical en posiciones de política educativa

Febrero 13/17 La recién posesionada viceministra de Educación Superior, Natalia Ruiz Rodgers, sorprendió (para muchos positivamente) con sus declaraciones del viernes pasado ante los delegados de la Federación Nacional de Representantes de Colombia FENARES, pues de tener el apoyo de la ministra Yaneth Giha y el alto gobierno, estaría dando un giro determinante en las políticas de esa entidad con respecto a la educación superior: Cuestionó la pertinencia del SNET, rechazó la Ley 1740 y la acreditación de licenciaturas.

Las declaraciones se dieron en Medellín, en la Universidad Autónoma Latinoamericana, UNAULA, en el encuentro nacional de FENARES, entidad estudiantil que representa Alex Flórez Hernández, representante de los estudiantes universitarios ante el Consejo Nacional de Educación Superior –CESU, y quien públicamente también ha cuestionado el SNET, y logró que Ruiz asistiera.

Durante el encuentro resolvió dudas de los representantes de todo el país , y sorprendió con posturas tales como el rechazo al fast track como mecanismo para implementar reformas educativas. Manifestó sus dudas sobre la pertinencia del SNET pues considera que el mismo no soluciona los problemas de la educación superior, y cree que debe pensarse en un mecanismo distinto pues el SNET es un modelo copiado que no responde a las realidades colombianas. 

Manifestó también su rechazo a la ley 1740 de inspección y vigilancia por ser un mecanismo punitivo, que fue creado para la San Martín y que terminó siendo utilizado para "amedrentar" a todas las IES. Dijo que la resolución de licenciaturas fue un error y que este mecanismo de equiparar requisitos de registro calificado con los de acreditación no es bueno y no apoya que se replique a otros programas pues en ese caso habría que considerar eliminar la exigencia de registro calificado. 

Finalmente, apoyó la necesidad de incluir a los estudiantes en las mesas de diálogo del ELN, sector ausente en el anterior proceso con las Farc. Y finalmente ante el pedido que le realicé se comprometió a crear mesas de trabajo con la participación de los representantes estudiantiles no sólo como un proceso para socializar como históricamente lo hace el Ministerio, sino para construir de manera conjunta en relación a todo lo que tiene que ver con educación superior.