Sistema de regalías es corrupto y necesita una reforma urgente

Febrero 9/17 Así lo pidió en un comunicado público la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, a raíz de las expresiones según las cuales no hay una debida gestión de proyectos de ciencia y tecnología, que ha llevado a que la misma Presidencia exprese la intención de recortar recursos de regalías para destinarlos a obras civiles.

Lea: Golpe a regalías para ciencia y tecnología confirma poco interés del Gobierno en desarrollo científico

El siguiente es el texto del comunicado:

La Comisión de Ciencia, Tecnología y Sociedad Innovadora de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales expresó su preocupación por los casos de ineficiencia y malos manejos que se han presentado en algunos departamentos con las regalías de ciencia y tecnología; hace críticas al actual esquema de manejo de las regalías para investigación, y propone una reforma de la ley. “El actual esquema de financiación de proyectos de ciencia e innovación, plasmado en la ley 1530 de 2012, hizo vulnerable la financiación de la ciencia a los engranajes del clientelismo, y es la raíz de la destinación dudosa de parte de estos recursos y de los casos de apropiación denunciados recientemente. No se trata de abandonar la financiación de la ciencia con regalías, sino de diseñar un esquema inmune a las estructuras clientelistas”, expresaron los miembros de la Comisión. 

De acuerdo con algunos de estos investigadores, la ley que regionalizó los recursos de las regalías ha puesto estos recursos a merced de aprobaciones y vistos buenos de políticos presionados por relaciones y compromisos con sus electores, distorsionando los principios que en todo el mundo gobiernan la financiación de la actividad científica. Aunque hay muchos proyectos valiosos que se han beneficiado de esta fuente de financiación, el actual esquema de aprobación le abrió la puerta a proyectos de dudosa calidad, introdujo filtros y vistos buenos de agentes políticos, y le ha quitado a las regiones la posibilidad de que se desarrolle el mejor conocimiento posible, con los mejores investigadores del país, para atender a sus necesidades de desarrollo económico y social. Con el actual esquema, que parcela los recursos entre los departamentos, no son extrañas las duplicaciones de proyectos con similares o idénticos objetivos, y la destinación del recurso a actividades que no son ciencia, tecnología o innovación.
 
Buena parte de los recursos no se ejecutan por las trabas del aparato político, el filtro de los gobernadores y la morosidad en las decisiones de los OCAD. El gobernador es miembro de este órgano de decisión y ejecuta los recursos.
 
Ante la crisis y la corrupción del esquema, algunos dirigentes de partidos, el Presidente y funcionarios del Gobierno han propuesto eliminar la destinación de regalías para la ciencia, la tecnología y la innovación, para dedicar esos fondos a infraestructura. Uno de los científicos entrevistados señaló que la falta de ejecución de los recursos, la corrupción y la ineficiencia se da por su fraccionamiento y por un esquema de gobernabilidad que las propicia y en donde el criterio
científico se volvió secundario. "La nación se construye desde las regiones y el territorio se construye desde la nación; y esto es especialmente cierto con el conocimiento", agregó. 
 
La Comisión propone restructurar de manera urgente el mecanismo de gestión y aprobación de los proyectos financiados con regalías. Para ello, las regalías deben estar a cargo de la Nación, en un f
ondo de ciencia tecnología e innovación, como se hizo con el Fondo de Investigación en Salu
d, 
que se maneja en forma relativamente más eficiente y para beneficio de las regiones desde 
Colciencias. Todos los proyectos deben ser evaluados por pares científicos de la más alta calidad y 
el organismo que apruebe los proyectos debe ser uno de los consejos de programas nacionales de 
ciencia, tecnología e innovación especializado, que asignaría los recursos exclusivamente con 
criterios de calidad científica y pertinencia para las regiones. Los proyectos podrían ser propuestos 
por cualquier investigador de cualquier región del país, para que las regiones tengan acceso al 
conocimiento más avanzado posible, y se les exigiría argumentar su pertinencia para las regiones
generadoras de las regalías o las más pobres del país.