Aparentemente se cayó implementación del SNET vía fast track, pero...

Feb 5/17 Así lo ha confirmado la ministra Yaneth Giha a directivos del sector y rectores, al ratificar su compromiso de que su despacho no tramitará por el Congreso ni mediante vía fast track un proyecto de ley que implementaría el Sistema Nacional de Educación Terciaria SNET, pues -según sus palabras- para ello tendrá que darse antes una concertación con el sector educativo.

No obstante, queda por saber si el trámite lo harán el Ministerio de Trabajo y el Sena, que han ratificado ante la directora general de la Unesco su compromiso con la educación terciaria "para democratizar la educación".

El anuncio de Giha calmaría las asociaciones, rectores, profesores y estudiantes que, al unísono, rechazaron públicamente los intentos del Estado de imponer un Sistema, bien acogido por los empresarios, pero no por el sector académico.

La ministra ha prometido a las diferentes asociaciones (como ACIET y la Red TTU, que son las dos que más se afectarían de darse el SNET como se ha conocido en la propuesta de proyecto de ley) que reiniciará sesiones de trabajo con ellas para conocer sus posiciones al respecto.

En términos prácticos, de ser así, la ministra Giha echó por la borda el trabajo de dos años de sus equipos de profesionales del Ministerio, y faltaría ver si los tiempos -en año pre-electoral- le permiten consolidar una nueva propuesta.

Otra posibilidad, muy riesgosa, es que el Ministerio de Educación esté perdiendo peso político, pues su ministra no fue tenida en cuenta por el presidente Santos en el recién instalado Gabinete para el Posconflicto,  que trabajará en la implementación de los acuerdo de paz con las Farc, y en donde la educación es un tema crucial (por lo menos así lo expresa la motivación del proyecto de ley sobre el SNET). En dicho gabinete participarán 8 ministros, y dentro de ellos está incluida la de Trabajo, Clara López, quien se reunión con su equipo del Sena el viernes pasado y resaltó el papel del sector en la implementación de la educación terciaria.

El mismo Sena que atendió plenamente la visita de la directora general de la Unesco, Irina Bokova, a quien se le presentaron todos los beneficios de la educación técnica, para proyectarla internacionalmente, y en donde faltó la presencia del Ministerio de Educación.

Es decir, el proyecto de ley del SNET, cuyo articulado no mostrado en las socializaciones fue presentado como resultado de un trabajo de ambos ministerios, es posible que no esté enterrado, y que reviva desde la óptica de Mintrabajo.

Es decir, las consecuencias para la educación superior podrían ser peor de las imaginadas.