La DIAN tendría IES propia: ¿un mico en la reforma tributaria?

Enero 13/17 La Ley 1819, del 29 de diciembre, no sólo legisló en temas  tributarios, sino que también creó una Escuela de Altos Estudios de la Administración Tributaria, Aduanera y Cambiaria como una Dirección de la DIAN, para formar a los empleados de la entidad.

La norma no especifica el nivel de la Escuela, pero señala que ésta -que deberá a comenzar en julio de 2017- dará programas de formación especializada en materias tributaria, aduanera y cambiaria... según las normas y autoridades que rigen la materia, incluyendo la "acreditación y registro calificado".

Ojalá no se repita algo parecido a lo que ya sucedió con la infortunada experiencia de la IES de la Fiscalía General de la Nación "Institución Universitaria Conocimiento e Innovación para la JUsticia - CIJ", que terminó siendo un capricho de los entonces responsables de la entidad, que lograron, en un tiempo récord que el Ministerio de Educación Nacional les reconociera como IES, para que finalmente fracasara.

Al igual que la IES de la Fiscalía, la de la DIAN también tendrá presupuesto propio y atendería objetivos similares.

¿Incluir la creación de esta institución en la ley no afecta la unidad de materia legislativa que debe tenerse en estas normas?. 

Dice la Ley, en su artículo 335: 

Créase la Escuela de Altos Estudios de la Administración Tributaria, Aduanera y Cambiaria como una Dirección de la DIAN con autonomía administrativa y financiera, sin personería jurídica, que tendrá a su cargo el proceso de gestión del conocimiento, la formación y capacitación de los empleados vinculados a la Entidad con el propósito de asegurar su desarrollo integral para el cumplimiento de las funciones a su cargo, así como el logro de los objetivos de la Entidad y la correcta prestación ética del servicio.

Su domicilio principal será la ciudad de Bogotá D.C., con la sede y recursos humanos, físicos y tecnológicos que posea la DIAN para desarrollar las labores de capacitación a la fecha de vigencia de la presente ley, la DIAN deberá suministrar el apoyo logístico, financiero y de información necesarios para que la Escuela empiece a operar y pueda desarrollar a nivel nacional sus competencias y funciones que el reglamento le fije.

La Escuela deberá incorporar, programas de formación especializada en materias tributaria, aduanera y cambiarla, con énfasis en principios éticos con el propósito de mejorar la gestión de la Entidad. La Escuela tendrá capacidad de contratación y autonomía para expedir su propio reglamento, regular su actividad y establecer las tarifas que preste a otras entidades o a particulares, de conformidad con las normas y autoridades que rigen la materia, incluyendo la acredítación y registro calificado.

Dentro del presupuesto de gastos de la DIAN, se asignarán las partidas necesarias para la plena operación de la Escuela. El Gobierno Nacional, dentro de los seis meses siguientes determinará la estructura de esta nueva Dirección, necesaria para que empiece a operar a más tardar el 1 de julio de 2017.

A partir de la vigencia de la presente Ley, a los programas de capacitación que de acuerdo con la disponibilidad presupuestal ofrezca la Entidad, tendrán acceso los servidores públicos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales vinculados a ella a través de las diferentes modalidades, en los términos y condiciones fijados por la DIAN para cada programa en particular.