Comentarios y propuestas sobre la medición de grupos de investigación por Colciencias

Creado en Martes, 14 Abril 2015

Reproducimos la presentación de Jorge Enrique Ramírez, profesor universitario, integrante de grupos de investigación y egresado de la Universidad Pedagógica Nacional en el "Encuentro Cultura, Por qué y para qué medir", realizado por la , Facultad de Ciencias Humanas, de la Universidad Nacionald e Colombia, en marzo pasado.

Mucho es lo que se afana e invierte la comunidad académica en alcanzar los mayores lugares y posiciones en los diferentes índices, ranking e indicadores de comparación, cada vez más famosos en el ámbito de la educación superior y de la investigación, palabras e intituciones como:productos TOP, revistas del primer cuartil, revistas A1, A2, B, C, D, Shanghai Ranking, Scimago Institutions Rankings, ISI – Web Of Knowledge (Science Citation Index [SCI] y Social Sciences Citation Index [SSCI]) o SCOPUS, DOI, webometrics, Ranking U-Sapiens - Sapiens Research, Thomson Reuters, University Web Ranking, Ranking B.O.T de instituciones de educación superior, ranking de Universidades para empleadores publicado por el Wall Street Journal, ranking de facultades de ingeniería en EEUU publicado por Hispanic Business, ranking de facultades de ingeniería en EEUU para programas de doctorado según la revista US News & World Report, QS World University Rankings e indicador de Desarrollo Investigativo Propio, Investigador Senior, Asociado, Junior aparecen en el discurso educativo con mayor frecuencia que las de evaluación, currículo, investigación acción participativa, formación, educación, ambiente y buen vivir, apropiación social del saber, entre otras.

Tan variadas y elaboradas son las mencionadas palabras que parecen ser dieta de un caldo muy nutritivo para la vida universitaria y para el desarrollo social de nuestro país, por ejemplo encontramos escasas A y B pero si muchas C, D, que como en términos de las vitaminas, organizadas por importancia, nos hacen pensar en una dieta no muy balanceada para el crecimiento y desarrollo sostenible o sustentabilidad del sistema educativo.

Quizá esta dieta exista y sea muy nutritiva en algunos países como Estados Unidos, Noruega o Finlandia, pero lo que si tenemos claro, al menos los que vivimos en Colombia, es que esta especie de nuevas maneras de acreditación y validación de lo que hacemos en nuestro trabajo inmaterial e intelectual en los tiempos del capitalismo cognitivo es que todo esto existe posiblemente en un universo atemporal y pluridimensional en n formas topológicas. Sólo bastaría con observar y comparar las múltiples tareas de un plan de trabajo de un profesor universitario con los presupuestos de las Universidades públicas y cruzar estas dos anteriores variables con las acciones para alimentar estos índices y rankings, que en términos prácticos, han superado a la física clásica y moderna creando una manera virtual de separar el espacio del tiempo.

Comencemos por describir algunos alcances de esta nueva física del trabajo inmaterial en los tiempos del capitalismo cognitivo solo con el ánimo de tener que leer mientras disfrutamos un apresurado almuerzo en la cotidianidad institucional de las Universidades en Colombia:

1. Cómo entender la postergación que se le han dado a las grandes decisiones en materia de desarrollo tecnológico e innovación para el país si se conocen las capacidades en ciencia y tecnología desde 1998, fecha de la primera medición y clasificación de grupos de investigación, en Colombia. Como por ejemplo las decisiones que la misión de sabios le planteó a COLCIENCIAS y que a todas luces no se han alcanzado, solo por traer a colocación el caso del número de Doctores, se cumplió con casi el 25% de la meta.

2. Cómo digerir que los 9 diferentes modelos de medición y de reconocimiento de grupos (años 1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2006, 2008 – 2010, 2010 -2013 y 2014) no le permitan a Colciencias tener un acumulado suficiente de información para entender que se requieren decisiones de financiación directa a los grupos y sus investigaciones, en lugar de profundizar las brechas y la competencia entre investigadores e instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

3. Cómo desentrañar las razones por las cuales aún  no se reconoce en Colciencias que existe investigación que no se realiza en grupos y/o proyectos, incluso que existe investigación misma antes de los modelos de medición o de la institución que los genera y antes de sus modelos de medición y clasificación. Para entender esto podríamos preguntarnos si Estanislao Zuleta o Eloísa Vasco podrían ser clasificados como investigadores.

4. Cómo comprender que las políticas de fomento y financiación de la investigación se dirija al menor porcentaje de investigadores y de grupos que existen en Colombia. Para esto vale la pena preguntarse por qué si la mayor parte de los investigadores y de grupos se declaran ser de Ciencias Sociales, Ciencias Humanas y Educación son los programas con menos financiación en Colciencias. Valdría la pena conocer si existe y cómo está conformado el programa de Ciencias Sociales o el programa de Educación en Colciencias, qué presupuestos tienen, y el histórico de recursos aportados a las comunidades de estos campos y de proyectos presentados versus los proyectos financiados.

5. Cómo analizar que el modelo de medición vigente le asigne un lugar menos privilegiado y de menor puntuación a las revistas que el país indexa mediante el Índice Bibliográfico Nacional Publindex, que a las revistas ISI o SCOPUS. Qué decir entonces de los recursos públicos invertidos para este fin de indexación por parte de las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y en especial por las Universidades.

6. Cómo  entender que para demostrar que es de calidad lo que se produce en libros resultados de investigación se requiera un documento de certificación de calidad por parte de las editoriales que los publican, acaso este procedimiento avala que es de calidad lo que se escribe, o demuestra los documentos la veracidad de lo que reportan los investigadores.

7. Cómo hacer meritorio que el modelo de medición exija referencias de libros resultados de investigación publicados recientemente (7 años), si los autores conocen que se toma un tiempo para la circulación del saber y para que la comunidad referencie y cite lo que se escribe, tanto en otros libros resultados de investigación como en otros artículos.

8. Cómo entender que en su gran mayoría son las comunidades ajenas a los grupos de investigación del país los que ejecutan la mayor parte de los dineros de regalías correspondientes al Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación. No es esto incoherente frente de las capacidades nacionales en CTEI que evidencian los grupos en la plataforma SCIENTI.

9. Cómo aceptar que los investigadores SENIOR son aquellos que demuestran realizar proyectos en empresas del sector productivo. No es esta acción una manera de privilegiar a los gremios económicos frente de las comunidades académicas.

10. Cómo hacer legítimas las críticas de sectores que cercanos y lejanos a la educación, las ciencias sociales y las humanidades, que han mencionado y mostrado insatisfacción por el cambio de reglas de juego y de modelos casi cada año, y que demuestra la inexistencia de políticas de estado sostenidas en el tiempo, más que de gobierno para un desarrollo y  fomento real  de la investigación.  

 

Comentarios que pueden ser considerados en las discusiones para un futuro modelo o modelos de medición:

1. Cómo buscar coherencia entre las formas, estructuras, procedimientos, metodologías, epistemologías de la investigación, dinámicas, prácticas de las áreas de conocimiento y programas nacionales con la validación, puntuación y tiempos de producción considerados en la medición de grupos e investigadores.

2. Cómo otorgar el mismo peso y validación social a las publicaciones indexadas en Publindex con aquellas publicaciones que se reportan en las bases de datos como ISI y SCOPUS.

3. Cómo incluir las referencias y citas realizadas en tesis, trabajos de grado y monografías en el modelo o modelos de medición.

4. Cómo diversificar e integrar las tipologías de productos que se realizan según las diferentes formas de producción de las comunidades de saber, práctica y conocimiento del país.

5. Cómo hacer puntuar y reconocer en el modelo  o modelos de medición las publicaciones de artículos, libros y  ensayos de acceso libre en la web y de aquellas publicaciones que no requieren suscripción ni membresía.

6.Cómo hacer un ejercicio de confianza con la información que reportan los investigadores que le permita al modelo de medición validar por ejemplo los libros y capítulos de investigación  tal y como los ingresan los autores.

7. Cómo hacer para que el modelo de medición le otorgue importancia y validación/puntuación a las entidades académicas, redes de conocimiento y del sector productivo según sus aportes en la solución de los problemas socialmente relevantes en el país.

8. Cómo conseguir que la política de fomento de la investigación considere que alcanzar alguna categoría en el grupo implique acceso a recursos y o algún tipo de incentivo para el mismo. Por ejemplo, en el caso de Brasil, los grupos  o investigadores les sirve para las convocatorias existir en la plataforma, en términos concretos de recursos.

9. Cómo colocar disponibles los aplicativos de verificación de productos que se activan una vez cerradas las convocatorias de medición de grupos con anterioridad al cierre de la misma, por ejemplo todo el tiempo, con el fin de ajustar los productos según los requerimientos del modelo con anterioridad.

10. Cómo lograr que los modelos de medición consideren una ventana de observación de productos de mínimo 10 años, en cada tipología de productos. Esto con el fin de buscar un poco más de coherencia entre las  condiciones sociales y económicas en las que se hace investigación en el país y las producciones que logran hacer los investigadores

11. Cómo hacer que los modelos de medición reconozcan las editoriales universitarias como editoriales de apropiación del conocimiento, nuevo conocimiento e innovación y por lo tanto editoriales que publican resultados de investigación.

12. Cómo lograr tener en cuenta a las agremiaciones, asociaciones y Facultades de las Universidades en una reconstrucción del modelo de medición, en el que se consideren las diferentes naturalezas y epistemología de la investigación según las áreas de conocimiento.

13. Cómo hacer que los modelos de medición puntúen, premien y reconozcan principalmente los productos de investigación que aporten en la solución de la gente que sufre, los problemas ambientales y sociales de Colombia, como forma de aportar en la validación social de la academia y del impacto de los recursos humanos formados en alto nivel en las clases menos privilegiadas y favorecidas.

14. Cómo integrar y hacer reconocer como muy importante en los modelos de medición de grupos e investigadores las acciones que vinculen procesos de investigación en las regiones, departamentos y municipios como estrategia de retorno a las periferias por parte de las clases académicas formadas en alto nivel en Colombia.

 

Algunas propuestas, para tener de que charlar durante el tinto o aromática de sobremesa,  como forma de impactar el futuro de la medición de grupos en Colombia:

1. Que el Sistema Universitario Estatal, SUE, construya un modelo de medición alternativo al de Colciencias para reconocer la actividad investigativa de los grupos de investigación en Colombia, modelo que sea equiparable para todos los trámites, procesos y procedimientos de la acreditación institucional.

2. Que ASCUN lidere los procesos de encuentro, diálogo e interlocución de las universidades con Colciencias, en mesas de trabajo por área de conocimiento para la construcción de este modelo.

3. Que sean los investigadores reconocidos como asociado, sénior y junior en las diferentes áreas del conocimiento los pares académicos que retroalimenten el modelo o los modelos de medición.

4. Que Colciencias financie los encuentros nacionales de grupos de investigación por programas y áreas de conocimiento para concertar y definir las políticas de fomento y desarrollo de la investigación en coherencia con sus comunidades.

5. Establecer las veedurías ciudadanas y los consejos asesores con académicos de las comunidades para todas las convocatorias que desarrolle y oferte Colciencias.